Connect with us

Cuba

La letra pequeña: cubanos hablan de la importación de productos mediante empresas estatales

Published

on

Por María Carla Prieto

Los cubanos reaccionan tras el anuncio de las nuevas medidas en la Mesa Redonda. ¿Qué deparará a algunos la importación de productos mediante empresas estatales?

Esta noche mi mamá se propuso abrir un trillo entre su cuarto y el mío. “¿Oye, tú ganas en divisa? Ábrete una cuenta en el banco para poder comprar afuera?” No le hice caso.

Unos minutos más tarde entendí todo. Ser la periodista del barrio no es fácil, pues los vecinos te creen poseedora de cierta “información clasificada” y te llaman para consultar sus dudas o, simplemente, opinar respecto a algo.

Al espacio televisivo Mesa Redonda compareció Salvador Valdés Mesa, vicepresidente de la República de Cuba. Con el auxilio de los argumentos de los ministros de Economía y Planificación, Comercio Interior y Comercio Exterior e Inversión Extranjera, explicó -casi leyendo con papel en mano- a los televidentes que en lo sucesivo, el gobierno de la isla autorizará la compra de electrodomésticos y otras mercancías en divisas convertibles, mediante el uso de tarjetas magnéticas.

“La verdad, cuando vi esas caras en el programa, pensé: ¡Esto se pone más feo todavía!” Solo un mal augurio, me cuenta Magdalena. A partir de ahora, cualquier cubano tendrá la oportunidad de importar artículos de primera necesidad mediante empresas gubernamentales.

Según el vicepresidente, las compañías importadoras llegarán a suplir la labor de las personas naturales quienes, en la actualidad, cumplen con la tarea. “El dinero que está saliendo para adquirir esos productos se estima en  cifras significativas,  y debemos captarlo como fuente de divisas para reaprovisionar nuestra industria”, admitió Valdés Mesa.

Como parte del paquete de medidas, se bonificarán o eliminarán los aranceles impuestos a la entrada a Cuba de materias primas e insumos, y se le concederá prioridad a aquellos de mayor demanda entre la población y cuya propiedad pertenezca a entidades comercializadoras, a fin de reducir los costos minoristas.

En su nueva posición, el Estado garantizará el ingreso de los artículos y los comercializará con montos semejantes a los del resto de América Latina. La sola adquisición de una tarjeta magnética permitirá hacer los pedidos en las unidades correspondientes, lo cual potenciará el comercio electrónico.

“La letra pequeña del contrato”

El próximo miércoles treinta de octubre se abre la veda. Los cuentapropistas le temen a la fecha. “Imagínate, ese era mi negocito y está en peligro, se me calló. No quiero ser pesimista, pero con el Estado compitiéndome en precios, no me va a dar la cuenta”, refiere Magalis, quien es “mula” desde cualquier nación porque posee ciudadanía española.

Invertía de 2000 a 2500 dólares en cada viaje. Traía ropas, zapatos, perfumes, cremas, cafeteras eléctricas, memorias flash. “Los compraba en grandes cantidades en mercados de segunda mano y luego los revendía aquí. No es secreto para nadie. Nunca abusé de los precios. Miles de personas vivimos de esto. A cada salida le podía ganar 1000 CUC aproximadamente”, relata.

“Si pensamos con mente fría, siempre habrá quien prefiera al sector privado para este tipo de trámites, por obvias razones”. Con Michel concuerdo en este aspecto. El cubano, acostumbrado al secretismo, no confiará tan fácilmente su dinero al banco, menos sabiendo la posición de ventaja de las autoridades, que tendrían control sobre los ingresos individuales de cada ciudadano. “Aquí en cuanto uno levanta la cabeza un poco empiezan las preguntas, nosotros le ofrecemos al cliente discreción”.

El Yoruba tiene su negocio de venta de teléfonos celulares en Centro Habana. Los trae por cantidades, nuevos. “Mis ofertas son cero kilómetro, de marcas muy reconocidas. No me asusta en lo absoluto la competencia; cuando el Estado comience a venderlos, yo les adicionaré un extra a favor del comprador”.

Aylin, por su parte, no está tan segura: “Tengo un grupo de ventas en WhatsApp. Lo mío es la ropa: Zara, Forever21, Bershka. No sé si el gobierno vaya a importar también este tipo de prendas. Debemos esperar el resultado de las primeras transacciones, en ese momento conoceremos la letra pequeña del contrato”.

 


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡30 CUC de BONO EXTRA! Por 20 CUC reciben 50 CUCRECARGA AQUÍ
+