Connect with us

Published

on

Un poco tarde, un poco por obligación ante la carencia de liquidez financiera para hacer compras en el exterior, las “nuevas medidas” anunciadas ayer en la Mesa Redonda, convierten al país – al decir de algunos “especialistas económicos” -, en una especie de “Mula Gigante”.

Las nuevas medidas económicas anunciadas por el gobierno y estado cubanos en la tarde de ayer martes durante la emisión del programa de la Mesa Redonda informativa, supone una “recuperación” de lo que en algún momento se pensó hacer como medida extrema y no se hizo, porque – asegura un viejo amigo economista – “apareció Venezuela”.

De hecho, una de las medidas que mayor repercusión ha tenido, entre las muchas expresadas ayer en la Mesa Redonda ha sido el anuncio de “la recuperación del dólar”, una moneda que en Cuba costó no pocos sufrimientos, cárcel, despidos laborales, etc., y etc; aunque “el bombazo” fue el anuncio de que cualquier persona podrá importar a partir de ahora, a través de una empresa estatal designada al efecto, ciertos artículos que, en el pasado, estaban reservados a las llamadas mulas. Que el Estado cubano asuma este papel de mediador entre un consumidor y la empresa vendedora, y que además “te la ponga en territorio nacional” es, a juicio de “analistas algo jocosos”, que el país se convertirá en una “mula gigante”.

Vox populis aparte, que Cuba permita la importación de productos electrodomésticos y automotrices – entre otros – es un claro reconocimiento de que el gobierno no tiene la suficiente liquidez en sus arcas bancarias para asumir un grupo de importaciones. De hecho, hasta el vicepresidente cubano Salvador Valdés Mesa lo reconoció ante el micrófono.

Es por ello que el país precisa “del bolsillo del pueblo”, al que incluso le permitirá tener más de una cuenta bancaria en la moneda que este estime conveniente.

Expliquémoslo así: Cuba permitirá la importación de bienes a las personas naturales por medio de empresas importadoras del estado, previo trámite con el previo pago del ciudadano interesado. Es decir: te compro lo que tú quieras fuera, con tu dinero, el cual tú me prestarás.

¿Quién lo diría? Los dólares que de una manera u otra llegan al bolsillo del cubano moviendo la economía importadora de la isla.

Las nuevas medidas fueron anunciadas en la tarde de este martes 15 de octubre en una comparecencia especial de un grupo de ministros en la Mesa Redonda.

Todo lo que se venía constatando desde los últimos años ha pasado a ser “de interés gubernamental”. Un poco tarde, o bien tarde, según se mire. ¿Por qué los cubanos tendrían que ir a Panamá, Rusia, Ecuador, Nicaragua, Guyana, Haití a comprar lo que una empresa estatal pudiera ponerles en la puerta de su casa?

La joya de todo pastel, los electrodomésticos, al igual que “partes y piezas de carros y otras mercancías en divisas convertibles“, podrá ser importado con un destinatario marcado previamente. Para poner en práctica la nueva modalidad, “el servicio se habilitará en más de 70 lugares mediante uso exclusivo de tarjetas magnéticas”.

El propio vicepresidente cubano Salvador Valdés Mesa anunció con siglos de retraso, que “en los últimos años se ha incrementado la importación, por parte de personas naturales, de mercancías sin carácter comercial. Aunque los bienes entran al país en un marco de legalidad, después de recepcionarlos se comercializan de manera irregular”.

Valdés Mesa reconoció que existe un déficit para adquirir artículos en el exterior, y no lo expresó, pero de seguro en su interior sintió una gran molestia de que en los últimos años, al país se le haya escapado un negocio millonario – el de las mulas – de sus manos, por no haber aplicado un paquete de medidas similares a tiempo.

¿Cuántos dólares han salido de bolsillos cubanos en  lugares como el Canal de Panamá; Tepito, en México; y en mercados informales de Guyana, Haití, Rusia y Nicaragua? ¿Por qué “apoyar” la industria hotelera de esos países?,  entiéndase, ¿por qué permitir que los cubanos gasten dólares alojándose fuera? ¿Acaso no es mejor que se queden dentro y que el dinero que tienen también se quede dentro; que nos compren “a nosotros” y no en otro país?

El dinero que está saliendo para adquirir esos productos se estima en cifras significativas, y debemos captarlo como fuente de divisas para reaprovisionar nuestra industria, las cadenas de tiendas; en fin, nuestro mercado”, señaló Valdés Mesa a modo de resumen.

Resumen de las medidas:

    • Se concederán bonificaciones o exenciones arancelarias a la importación de materias primas e insumos.
      Tendrán prioridad aquellas destinadas a la producción nacional de determinadas mercancías y a los productos de primera necesidad y de mayor demanda entre la población, importados por las cadenas de tiendas y otras entidades comercializadoras, lo que permitirá reducir costos con el objetivo de disminuir los precios minoristas a la población.
    • Se prestarán servicios de importación a las personas naturales, a través de empresas importadoras designadas por el Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, con respaldo en MLC.
    • Se emplearán las “zonas con régimen de depósito de la Aduana” hoy existentes, además de otras que puedan crearse, para la venta de mercancías mediante empresas importadoras designadas. Será otra vía para proveer el mercado interno.
    • Se utilizará la consignación de mercancías por comisión para potenciar su entrega a través de empresas importadoras designadas, a las que accederán las personas naturales.
    • Servicio de comercialización a las personas naturales de partes, piezas, accesorios y otros productos automotores multimarcas, a través de la entidad estatal Servicios Automotores Sociedad Anónima (SASA), empresas de CIMEX y otras que sean necesarias.

Ideas que redondean la aplicación de estas nuevas medidas económicas

Entre las ideas expresadas por el Vicepresidente cubano y otros Ministros presentes en la Mesa Redonda, se precisaron detalles como:

  • “Todas las ventas serán mediante tarjetas magnéticas. Por tanto, en el mercado minorista no se realizarán ventas en efectivo”,  (rápido financiamiento a las arcas del estado)
  • “Con los ingresos que resulten de las ventas en los lugares definidos, se contribuirá al reaprovisionamiento de las cadenas comerciales, además de la industria nacional”.
  • Las importaciones se cumplirán de acuerdo a los límites y regulaciones aduaneras vigentes.
  • “Se propone iniciar las ventas de los productos más demandados, tales como equipos electrodomésticos, ciclomotores eléctricos, TV de pantalla plana de gran formato, aires acondicionados, así como partes y piezas de automotores. En tanto, se mantendrán las ventas en CUC de los bienes considerados dentro de la línea económica”.
  • Los precios no serán recaudatorios. Es decir, el Estado no recaudará nada con eso, sino que por el contrario, “serán competitivos con los existentes en el mercado minorista de los países de nuestra área geográfica”.
  • Los precios no serán precios fijos, estarán a merced de las “fluctuaciones” del mercado y – muy probablemente – de la llamada ley de oferta-demanda.

Cubanos podrán tener tarjetas bancarias en varias monedas.

La tenencia en el banco de divisas extranjeras será un hecho posible.

Con la entrada de la moneda euro al mercado internacional, no fueron pocos los analistas y especialistas económicos que, visibilizando la gran de cubanos residentes en Europa, pidieron en algún momento que a los nacionales de la isla se les permitiera tener cuentas bancarias en esta moneda.

Nada de eso se aprobó en su momento, pero este martes el gobierno cubano anunció una serie de medidas entre las que como ya dijimos anteriormente, se autorizará tener en el banco cuentas en divisas extranjeras.

La ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños, dijo que el dinero puede tenerse tanto en dólares estadounidenses como en euros, libras esterlinas, dólares canadienses, francos suizos, pesos mexicanos, coronas danesas, coronas noruegas, coronas suecas y yenes japoneses.

De esas cuentas y siempre a través de una tarjeta mágnetica, es que el comprador podrá adquirir a través del estado como mediador los productos de su interés. En el caso de que la cuenta bancaria sea en USD,  se aplicará el gravamen del famoso “10%”, como está establecido en la Resolución 80 de 23 de octubre de 2004.

Uso de las tarjetas mágneticas

Las tarjetas magnéticas se podrán utilizar en:

  • Tiendas de los comercios seleccionados.
  • Empresas de comercio exterior para las importaciones que soliciten (como dijimos al principio el pago es previo a la importación)
  • Compra por TPV en el resto de la red de tiendas comerciales.
  • Extracción de efectivo en los cajeros automáticos.

La ministra explicó que otras tarjetas nacionales también se “aceptarán como las internacionales VISA y MasterCard, además de las nacionales AIS (nuevo producto emitido por FINCIMEX) y dos nuevos productos del Sistema RED”; además que explicó que muy probablemente en un futuro el uso de las tarjetas se pueda ampliar a otras esferas del comercio interno.

Pero, ¿cuáles serán estas tiendas desde las cuales se podrá importar equipos y partes automotrices?

Por el momento solo estarán habilitadas un grupo de tiendas en las dos principales ciudades del país: La Habana y Santiago de Cuba.

Tiendas para la importación de equipos electrodomésticos y automotrices:

Tienda electrónica.
Focsa. Plaza de la Revolución.
Panasonic. Plaza de la Revolución.
Galerías Paseo. Plaza de la Revolución.
Tercera y 70. Playa.
Panorama. Playa.
Nela. La Habana Vieja.
Servicentro El tángana. Plaza de la Revolución.
5ta y 112., Playa.
Agencia Multimarca. La Lisa.
Agencia Peugeot. Cerro.
23 y C. Plaza de la Revolución.
La Escuadra. Municipio Santiago de Cuba.

La vicepresidenta primera de CIMEX, Iset Maritza Vázquez Brizuela, explicó que “la creación de esos establecimientos busca facilitarle a las personas naturales que posean moneda libremente convertible la compra de productos que en la actualidad no se comercializan en las tiendas existentes en Cuba”.

Entre los primeros productos que estarán a la venta aparecen split, freezer, televisores de grandes formatos, refrigeradores de alta gama y capacidad. Asimismo, lavadoras automáticas, hornos, sandwicheras y microondas. De igual manera, dentro de la rama automotriz se ofertarán motos eléctricas, baterías, neumáticos y accesorios, unidades de moto y motores de combustión”, expresó.


¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios
2 Comments

2 Comments

  1. maria

    October 17, 2019 at 2:46 pm

    El problema del cubano es que nunca está de acuerdo con nada yo veo muy bien las medidas al final se paga por un aire 600 y 700 cuc que el gobierno lo venda en 320 sera mucho mas asequible para muchos lo que mas jode muchos quieren cambiar Cuba pero desde afuera dejen ya de joder y al que no le guste que se la juegue en Cuba desde fuera todo es muy lindo

    • Redacción Cuballama

      October 18, 2019 at 6:01 pm

      le agradecemos su opinión, María. solo sería ideal que cada quien respetara los criterios del que piensa diferente. saludos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡ Recarga MÁS que DOBLE ! Por 20 CUC reciben 50 CUCRECARGA YA
+