Connect with us

Cuba

Críticas al asedio policial contra carretilleros en Holguín

Published

on

Carretilleros Holguín
Perfil de FB Alexander Pupo Casas

Para quienes gobiernan Cuba, es más conveniente confundir. No es la escasez, no es la ineficiencia económica. Mejor echar la culpa a los carretilleros y que la policía vaya contra ellos

El llamado reordenamiento monetario, además del incremento de precios en toda Cuba, ha traído que se focalicen muchas culpas en los cuentapropistas. Los carretilleros en la oriental provincia de Holguín sienten por estos días que la policía sigue cada uno de sus pasos.

Una vez más, la soga siempre se rompe por el lado más débil. Mientras se cuestiona a mansalva los precios de los trabajadores por cuenta propia, nada se dice de lo que se puede llegar a pagar, por ejemplo, por un queso manchego en una tienda MLC. Cuando quien está detrás es el Estado, pues pagar más de 150 dólares parece no ser abusivo.

Lo que está sucediendo en Holguín con los carretilleros lo denunciaba en su perfil de Facebook hace unas horas el médico Alexander Pupo, muy castigado por levantar su voz ante las injusticias y que a finales de diciembre debió dejar por tales razones su residencia en Neurocirugía.

Dice Alexander en su publicación: “Tres días llevan hoy bajo asedio los carretilleros de mi municipio. Tres días en los cuales han sido víctimas de decomisos y disímiles atropellos por parte de inspectores y oficiales de la policía. Vecinos de Pueblo Nuevo, El Rpto. Lenin y el Copelita han sido testigos de todo esto”.

“¿Acaso no es el cuentapropista también parte del pueblo? ¿Qué beneficio reciben ellos del despojo de sus artículos de venta? ¿Acaso el fin justifica los medios cuando se perjudican personas en el proceso? ¿Si el Estado está capacitado para obligar a los cuentapropistas a disminuir los precios de sus productos, quién está capacitado para obligar al Estado a disminuir el precio de todos los servicios que ha puesto a precios ridículos?”, se pregunta Pupo.

El médico admite la existencia de algunos que se olvidan del prójimo y sabiendo de las carencias solo buscan ganancia, pero no se deja engañar: “La culpa no es del cuentapropista, la culpa es del Gobierno, y no es correcto utilizar el despojo y la desmoralización desmotivadora como medida disciplinaria, por lo menos yo no lo veo así. Los carretilleros, carretoneros y vendedores ambulantes brindan hoy un servicio que el Estado en años no ha podido garantizar”.

Andreu Romero

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO