Connect with us

Cuba

La debacle cultural y la chatarra vienen de Miami, asegura Abel Prieto

Published

on

Abel Prieto chatarra

Prieto, evidentemente, ha desembocado en un cuadro y gris; una caricatura de lo que alguna vez fue. Su discurso en la Mesa Redonda es el mismo discurso “separatista” (del arte) en que ha insistido en los Congresos de la UNEAC y de la AHS. Es el discurso del 349.

El director de la Casa de las Américas y exministro de Cultura, Abel Prieto, achacó ayer en la Mesa Redonda los problemas “culturales” a la industria más mediocre, a la que llamó “chatarra” cultural y dijo que esa “se nos ha ido metiendo en el tejido espiritual de la sociedad”, a pesar de que -dijo- Martí y Fidel lo previeron.

“Se nos metió la música más mediocre, más comercial. En el gusto por el cine de arte, hemos retrocedido”, reconoció el intelectual tratando de esquivar -quizás- que el “fenómeno” no es exclusivo de Cuba.

“Toda esa avalancha de cultura chatarra nos ha hecho daño… generalmente yanqui o ‘mayamense’ (miamense), o en general de los centros hegemónicos de la industria cultural”, continuó diciendo Prieto, que al parecer ha olvidado sus mejores días, en los que se preocupaba más por entender e implementar la cultura, sin ser tan “revolucionario”.

Prieto, evidentemente, ha desembocado en un cuadro y gris; una caricatura de lo que alguna vez fue. Su discurso en la Mesa Redonda ayer, es el mismo discurso “separatista” (del arte) en que ha insistido en los Congresos de la UNEAC y de la Asociación Hermanos Saiz. Es el discurso del 349.

Ahora quizás está más preocupado porque no cese el flujo de comensales en el restaurante propiedad de su hija y de un español, de donde saca una buena tajada el ex ministro. Y ya que hablamos de “tajadas” y “restaurantes” que no falle el flujo de guaguas de turismo a la paladar de El Talismán, pues Arnaldo también, de modo ocasional, lo toca con limón. Les adelanto una exclusiva: “casi todos” los artistas cubanos que tienen negocios privados le dan una “mesada” al “revolucionario” Abel Prieto.

Prieto, que ya comenzó a utilizar la Casa de las Américas como su coto de caza privado -ese “Mensaje a los amigos” divulgado ayer es eso, un lamento de Prieto, no un comunicado oficial y Roberto Fernández Retamar en vida jamás se lo hubiese permitido-, se mostró en todo su esplendor elitista y censor de la cultura popular.

Como ex ministro de Cultura Prieto debe conocer que siempre la cultura tiene esos acomodos. Siempre, desafortunadamente, los grupos de élite han establecidos las pautas de lo que sirve o no. Del cuadro que es arte, y el que es un embadurno; de la música que es música, y de la que es una ofensa a las “buenas costumbres”.

En el pozo de las (des)calificaciones han caído, si lo miramos desde la lógica que nos da el tiempo, cientos, miles de “chatarreros” salidos desde lo más profundo de nuestros barrios y a través de la música popular han logrado ocupar espacios hasta ganarse el favor de la élite. Gente que salió de la calle y que terminó en un estudio de televisión, por decirlo así, a pesar de los Abel Prieto que han existido en todas las épocas.

“Chatarreros” eran, según las miradas de los elitistas y racistas censores de la cultura y del Comité Central, los Tosco y David Calzado. “Chatarrero” era, según la mirada del propio Abel Prieto, Alexander Delgado y Gente de Zona.

Ya resumir todo eso en una especie de debacle cultural y decir que viene de Miami, mientras Randy Alonso, que no sabe ni papa de cultura mueve su cabeza arriba y abajo como si en Abel Prieto hubiese reencarnado Fidel Castro, son la otra pieza del rompecabezas.

Un rompecabezas que Prieto, en sus buenos tiempos, cuando se dedicaba a la cultura, no ahora que procura seguir enganchado de la teta de la vaca, hubiese podido explicar mejor.

Tal vez Abel Prieto esté preocupado porque “la chatarra” en que él ha convertido la Casa de las Américas después de su llegada, lo esté llevando al límite o sobrepasando, pues el desfile de gente que se ha ido de la Casa, luego de que el Mr. Cultura llegó a 3ra y G es enorme.  Tal vez Prieto pudiera explicar mejor el éxodo de la Casa, antes de explicar de dónde viene la chatarra.

Tal vez.

Ariel P.

noticia relacionada: Israel Rojas y Arnaldo Rodríguez defienden al Ministro de Cultura

 

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO