Connect with us

Internacionales

A lo Chapo Guzmán, un mexicano cava un túnel en Tijuana para…

Published

on

Túnel secreto

México es famoso por sus túneles subterráneos. Usualmente se usan para transportar drogas o escapar de la cárcel; este mexicano hizo un túnel pero para AMAR y ser feliz.

Todo marchaba sobre ruedas, hasta un día en el que el marido de su amada llegó a casa antes de costumbre y sin avisar.

Un mexicano residente en la ciudad de Tijuana, fronteriza con los EE.UU., cavó un túnel no para meterse dentro de los Estados Unidos de manera ilegal; no para escaparse de la prisión a lo Chapo Guzmán; no para introducir drogas de contrabando o traficar con emigrantes de manera ilegal, sino para… ¡verse con su amante!

México, país que se ha vuelto famoso por su red de túneles subterráneos, principalmente en la frontera, cuenta con un nuevo “ingeniero”, a quien la prensa ha identificado como Antonio, residente en Villas del Prado, y que según el diario 20minutos -el cual hemos tomado como fuente de esta noticia- “comenzó a trabajar en la excavación de su propio pasadizo para poder ver a su amante, Pamela, que vivía en el barrio de Tijuana, en el mismo pueblo”.

Todo iba “bien” con “la obra de ingeniería” hasta que el marido de esta los descubrió.

Dicen que aunque estrecho el túnel, el amor que sentía Antonio por su amada era grande y ancho, como el océano. Así fue que, decidido a romper con esa barrera que les impedía ser felices, Antonio se decidió a cavar, como si fuese el Chapo Guzmán, su camino hacia la libertad. Al menos amorosa.

Ambos estaban presos, pero de amor. Cautivos de la pasión en su interior que los consumía, como Therese y Laurent, los protagonistas de la formidable novela de Émile Zola. Atados también a un matrimonio que les impedía ser felices… para verse, en un pueblo tan pequeño, había que pasar por delante de todos. O verse en un lugar donde otros ojos podían delatar la infidelidad.

Fue así como a Antonio se le alumbró el bombillo. Cavaría un túnel subterráneo y entraría, a casa de su amada, como topo en celo. Nadie vería nada. Todo perfecto. ¡Ni el Chapo Guzmán lo cavó mejor!

Dicen que el túnel cavado tiene varias calles desde su casa hasta llegar a la de su amante, por lo que desconocemos cuánto tiempo y sobre todo “energías” gastó Antonio en la encomienda. Eso sí, una vez terminado, pudieron consumir sus deseos carnales cada vez que el esposo de Pamela, nombre de la amada de Antonio, salía a trabajar.

La felicidad les duró hasta un día en que Jorge, el marido cornudo, volvió a casa del trabajo, antes de lo previsto, y encontró a Pamela domando el potro de Antonio.

Dice 20minutos sobre ese momento clímax:

“Envuelto en ira, el hombre se abalanzó contra el albañil, que intentó esconderse bajo la cama y desapareció por el túnel del amor. Jorge, buscó por toda la casa al hombre y, cuando miró debajo del lecho conyugal, encontró la entrada al pasadizo.

“Se metió en el túnel y llegó hasta la casa de Antonio, donde este le pidió que no alzase la voz, pues su esposa se encontraba en la habitación contigua y, como era de esperar, no sabía nada de la aventura extramarital de Antonio. Esto enfureció aún más a Jorge y comenzó a pelear con Antonio. La mujer de Antonio, al ver que un extraño estaba golpeando a su marido, llamó a la policía. Antonio no tuvo otra opción que confesar su romance con Pamela.”

Ariel P.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Recarga con MÁS DATOS! Bono extra de 1.5 GB + 800 CUPRECARGA AQUÍ
+