Connect with us

Cuba

Trece horas en botella de La Habana a Cárdenas

Published

on

Viaje Botella

Un joven cubano cubrió el pasado viernes el trayecto La Habana – Cárdenas en 13 horas, “en botella”, tal y lo que hubiese demorado trepado a un caballo en el Siglo XVIII y al trote. El doble de lo que quizás hubiese demorado en un “tres patá”, fotingo, guarandinga, o como quiera Ud. llamarle a algunos de los lentos vehículos que circulaban por La Habana a inicios del Siglo XIX.

Andy Jorge Blanco vivió el pasado viernes una experiencia “común” para cualquier viajero que en los años 90´se aventuró a viajar en “botella” por las carreteras del país.

¿Trece horas La Habana-Cárdenas? Este redactor llegó a las 8ymedia pm un sábado a Cienfuegos, y estaba en el cruce de la Monumental con la Autopista Nacional a las 6y3oam. Me paré en Gy Malecón un día a las 7am y llegué a Varadero a las 4:30pm. Pero claro, yo tenía “suerte” con las botellas.

Sin embargo, este “récord” de Andy parece que pudiera competir con algún que otro récord del llamado Período Especial.

Asegura Andy que llegó a Alamar a las 8 y algo de la mañana, y pidió el último en una cola que no sobrepasaba las 30 personas.

Comenzaron a pasar los carros. Las guaguas y los camiones. Y la cola a disminuir.

A las 5:47pm fue que Andy, junto a un amigo, y a una joven identificada como Roxana que se les unió, llegaron a hacer el 1-2-3 de la cola. Cuenta que en ese momento comenzó a pedir “un carro, con aire acondicionado para tres personas”. De tanto pedirlo se le cumplió, pero a las 9:12 de la noche.

A pesar del cansancio tuvo tiempo para sacar cuentas. Dos horas menos hubiese durado un viaje a Moscú.

El texto publicado en el portal Cubadebate esta mañana recoge como aderezo de la crónica, otra decena de historias similares debajo, dejadas en el foro como comentario.

A muchos les pareció jocosa la anécdota. La mayoría se sintieron identificados.

Un usuario identificado como “Resistencia”, expresó:

Creo que todas las personas que estudiamos o trabajamos en la habana y somos de matanzas nos sentimos identificados con esa historia. Es terrible el trabajo que se pasa para ir a matanzas desde que comenzó la coyuntural, el tiempo mínimo que demoro son 7 u 8 horas, pero el máximo tiempo que me eh demorado de la habana a matanzas han sido 12 horas, contadas una a una con mi reloj, y esas dos horas yo las multiplicaría por dos, porque cuando estamos en una lista de espera las horas pasan mas lentas. Lo mas interesante es que camiones a 50 pesos si hay bastantes, pero es un gasto que un estudiante no puede permitirse todos los fines de semana.

Davel dijo que él “es hijo del período especial” y que vivió esa misma historia muchas veces.

Jorge dijo que esa “ha sido la experiencia, más de 1 vez por cierto de varios millones de cubanos.

Roberto Rodríguez Matos le dijo “13 horas no esta mal. Intenta ir de Baracoa a Gtmo o viceversa que es la misma distancia y vas a saber cuantas cabezas de guanajo caben en un saco“.

Y tú, lector, ¿cuál ha sido la vez que más te demoraste pidiendo botella en una carretera de Cuba?

tal vez quieras leer: Díaz-Canel, el presidente de la botella


¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Por 20 CUC reciben 40 CUC + 30 MIN + 30 SMS!RECARGA AQUÍ
+