Connect with us

Internacionales

El Banco le negó un préstamo; años después, él compró el edificio

Published

on

Foto: Adam Deering / Instagram

La historia de Adam Deering tiene muchas vueltas. Un chico al que el Banco le negó un préstamo. Alcohol y Drogas. Y un exitoso hombre de negocios: él mismo.

“Cuando tenía 21 años, tenía el sueño de trabajar para mí y montar mi propio negocio.  Creé un plan de negocios, hice una cita con el gerente del Banco para hablar sobre cómo abrir una cuenta y obtener un préstamo comercial, antes de ingresar al banco oré porque no tenía efectivo y no tenía idea de cómo realizaría mi sueño sin el dinero”.

Así de esta manera narró en Instagram Adam Deering su historia, no sin antes agradecer a LADbible, un portal de noticias y entretenimiento con sede en Londres y Manchester, Reino Unido, por contar su historia. Una historia que habla de un hombre que lo perdió todo por el alcohol y las drogas; pero que decidió salir adelante en la vida.

Su historia: la de un hombre que a los 31 años no tenía un centavo y que hoy tiene un negocio valorado en 60 millones de dólares.

https://www.instagram.com/p/CFuv3UsjWqE/

Una historia que comenzó así. Con un joven necesitando $10 mil libras esterlinas para arrancar su negocio, y que terminó de una manera que nunca imaginarías.

“Me senté con los dedos de las manos y los pies cruzados y la mujer que era la gerente del Banco tomó mi plan de negocios y lo revisó rápidamente y en un tono muy condescendiente dijo que el problema es que “Adam eres un poco joven y no tienes experiencia comercial”, continuó Adam narrando su historia.

Mi corazón se hundió, me sentí humillado, frustrado y triste. No tenía un plan B.  Ya había dejado mi trabajo y había logrado reunir suficiente dinero para pagar el primer trimestre de alquiler y obtuve una línea telefónica de BT que tenía un plazo de crédito de 30 días. . . No tenía dinero para comprar un escritorio o una silla, por lo que pasé cuatro meses en el suelo sin el teléfono de BT y el Thompson Local.  Sin presupuesto de marketing, sin Google o redes sociales para anunciarse, ¡solo un deseo ardiente de tener éxito!“, dijo el hombre.

¿Qué fue lo que sucedió? Pues que años después, convertido ya en un hombre de negocios, con mucho dinero…

Dejemos que él mismo lo cuente:

” ¡Así que compré el edificio del Banco donde me rechazaron el préstamo comercial de £ 10K! ¡Para mí este fue un gran día!”, dijo este hombre que nos ha recordado ese viejo refrán que dice: “La venganza es un plato que se sirve frío”.

¿Lo hizo por venganza? No creemos, pero sin dudas se siente bien. Sirve de enseñanza para todos, y a los chicos del Banco, les ha dado una tremenda lección que jamás olvidarán.

Eso, ténganlo por seguro.

Por Roberto A.

tal vez quieras leer: Millonario bondadoso acoge para siempre en su casa a dos homeless

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Recarga con MÁS DATOS! Bono extra de 1.5 GB + 800 CUPRECARGA AQUÍ
+