Connect with us

Cuba

Ay Diego Armando Maradona que estás en el cielo

Published

on

Diego Armando Maradona
Diego Armando Maradona: el mejor jugador de fútbol del Siglo XX. Foto: http://www.doradosfc.com.mx

Ha muerto Diego Armando Maradona, el mejor jugador de fútbol del siglo XX; el futbolista que más cerca estuvo, alguna vez, de ser Dios para millones de personas en el mundo entero.

Maradona camina con sus manos apoyadas en el cochecito de su hija recién nacida, Dalma Nerea. A su lado, su esposa Claudia Villafañe. Él -el mejor jugador del fútbol mundial de 1986, líder del recién campeón Argentina- y ella escuchan atentos la explicación que sobre el Palacio del Segundo Cabo les ofrece en La Plaza de Armas, de La Habana Vieja, un hombre vestido de gris: Eusebio Leal.

Un chico, de aproximadamente 12 años de edad se me acerca y me pregunta si tengo bolígrafo. Mi madre, siempre previsora, saca uno de su cartera y se lo ofrece. El chico me pregunta:

“¿Ese es Maradona no?” Le digo que sí y le pido me regale una hoja de su blog.

Maradona llegó ese mismo día a Cuba y ese mismo día terminé yo con un autógrafo del D10s del fútbol. Puedo decir, sin temor a equivocarme, que fui uno de los primeros cubanos en tener un autógrafo de Diego. Mi madre, incrédula, se preguntaba cómo, si era Diego Maradona, nadie más lo molestaba y no pocos pasaban de largo, por su lado, sin siquiera mirar “quién era el extranjero”, al que el hombre de las “sábanas blancas colgadas en los balcones” le explicaba tantas cosas.

Será que no lo reconocen, pero ese es Maradona“, le dije, ahora recuerdo, mientras contemplaba su firma en aquel rectángulo de papel de 10×10 centímetros.

En eso pienso mientras leo a Michel Contreras. También a mí me puso “con amor, de Diego 10”, y por eso en el barrio y en la escuela la gente se burlaba y me decía que el autógrafo no era mío; porque no decía mi nombre.

Hoy, el astro del fútbol brasileño Pelé, lamentó la muerte de su rival de siempre. Recordé entonces yo cómo, en aquellos años en que yo había despertado al fútbol mundial, conocido ya Maradona desde el 1979, los fanáticos de un deporte que apenas comenzaba “a dar pasos en Cuba”, se dividían entre los que creían que el ídolo argentino Diego Maradona era el mejor, y los que creían que el mejor de siempre había sido Pelé.

A los cubanos, pienso también ahora, les costará años entender que una cosa es el astro del fútbol mundial y otra el amigo de Fidel y de Chávez. Que una cosa es el Diego Maradona del 1986 y otra el controversial futbolista famoso que terminó metido en drogas y escándalos.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Romário Faria (@romariofaria)

Separadas todas las cosas, a la distancia, queda el autógrafo, metido entre algunos de mis incontables libros dejados en Cuba que espero algún día recuperar y el recuerdo que más me ha impactado, de Maradona, más allá de sus dos famosos goles contra Inglaterra en 1986.

Diego Armando Maradona gol con la mano

Diego Armando Maradona y su famosa “mano de Dios”. El gol más polémico en la historia del fútbol mundial. Minutos después, el propio Maradona sentenciaba ante seis ingleses caídos en fila india, uno detrás del otro, el gol más hermoso en la historia del fútbol.

Perdía Argentina, en el Mundial del año 2002 un partido y más que perder, se arrastraban sus jugadores sobre la cancha. Estaba ya cerca el minuto 80 y la albiceleste perdía por 0 a 1 cuando, de las gradas comenzó a salir y escucharse un cántico: “Marado Marado…”

“Somos un país de mierda”, me dijo un argentino que, sentado a mi lado, ya no le quedaban uñas para comerse.

“Somos unos sudacas de mierda, me repitió, pero tenemos el mejor jugador de fútbol del siglo XX. Pasarán años, cien, doscientos,… nunca otro país tendrá un Dios del fútbol al que su gente, en la desgracia, lo invoque desde las gradas para lograr una remontada“.

Argentina, ese día, 12 de junio de 2002, necesitaba vencer a Suecia. En el 88´tras el gol de Hernán Crespo, y ante la asistencia de 45.777 espectadores en el Estadio de Miyagi, las gradas parecían estremecerse con el grito que finalmente los hizo soñar apenas por unos minutos, antes de caer eliminados.

“Marado, Marado…”

Ariel P.

tal vez quieras leer: Muere Diego Armando Maradona, el “genio del fútbol mundial”

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡NOS HEMOS MUDADO! - Nueva web de Cubacomenta - Visítanos ->AQUÍ
+