Connect with us

Cuba

Asalto a San Isidro: exigen liberación de activistas todavía detenidos

Published

on

Asalto a San Isidro exigen liberación de activistas todavía detenidos
Foto: Razones de Cuba

Tras el asalto a San Isidro que el gobierno cubano ordenó este jueves 26 de noviembre bajo el pretexto de propagación de epidemia, todavía algunos de los activistas que estaban en huelga de hambre siguen retenidos y se desconoce su paradero.

Las fuerzas del orden desalojaron por la fuerza la sede del MSI en Damas 955, en un asalto a San Isidro que coincidió con un sospechoso apagón de redes sociales en la Isla, y con un amplio dispositivo policial que incluyó ambulancias y supuestos doctores.

El local fue completamente desalojado, y aunque poco a poco fueron liberados en su mayoría los huelguistas y demás detenidos, este viernes en horas de la mañana todavía permanecían retenidos Luis Manuel Otero Alcántara y Anamely Ramos, a quienes soltaron en primera instancia, y también Jorge Luís Arias era reportado como desaparecido.

“Esto sigue, no sabemos de Luis Manuel Otero Alcántara. Yo tengo vigilancia. Si hay que salir se sale, aunque me lleven. #SueltenALuisma”, escribía Iliana Hernández hace unas horas en su cuenta de Facebook, periodista que sostuvo igualmente la huelga de hambre en San Isidro.

Según reporta CiberCuba, Otero fue liberado y dejado en casa de la poetisa Katherine Bisquet, pero fue arrestado nuevamente cuando insistió en volver a su hogar, mientras que Ramos se negó a entrar a la suya y también fue puesta en custodia.

Anamely habló en una trasmisión directa en redes sociales instantes antes de ser arrestada, y contó como a Otero lo tenían en una patrulla y que sus cosas permanecían en la sede del local Damas 955.

“Quiero insistir la cosa horrible que ha sucedido hoy. Entraron a la fuerza disfrazados de médicos, y nos sacaron la fuerza de la casa. No tiene justificación que nuestras cosas estén en la Sede del Movimiento de San Isidro y estén clausurados allí”, dijo la curadora.

“Me niego a aceptar las reglas del juego que ellos ponen. Bastante que se robaron un país. No se pueden robar también nuestras casas, no se pueden robar también nuestros cuerpos”, añadió.

¿Dónde están? Era la pregunta que muchos cubanos se hacían desde que se los llevaron por la fuerza, como muestran los videos que circulan en redes sociales grabados por los vecinos.

El gobierno cubano usó como pretexto el supuesto delito de propagación de epidemia que se habría cometido por el periodista Carlos Manuel Álvarez, quien llegó desde México para apoyar a los huelguistas en Damas 955.

Pese al uso de la fuerza, el sitio Razones de Cuba afirma que “esta acción transcurrió con total apego a la legalidad y sin que se transgredieran los derechos ciudadanos de ninguno de los involucrados, y responde al necesario interés de proteger a la población cubana de la trasmisión de la pandemia, así como salvaguardar la vida de aquellos que resultaron ser contactos directos de Álvarez Rodríguez, de quien se conoce que de México hizo escala en los Estados Unidos, y luego viajó al territorio nacional”.

“Se desmonta la versión del régimen sobre la COVID-19 en el momento que nos dejan a todos en nuestras casas”, cuestionó Iliana Hernández, la periodista liberada, en su cuenta de Facebook, sobre los argumentos usados por el gobierno cubano para desalojar la sede del Movimiento San Isidro.

Julio Linares



Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO