Connect with us

Cuba

Yotuel Romero afirma que pudiera conversar con Joe Biden

Published

on

patria y vida

El cantante cubano Yotuel pudiera ser sin dudas un buen “embajador” para hacerle saber a Joe Biden cómo está en Cuba el tema de la violación de los derechos humanos.

Que nadie se asombre si Biden prefiere conocer por otras fuentes más allá de senadores cubanoamericanos, cómo está Cuba en relación a esta materia.

Tal parece que la política de EE.UU. y de la Unión Europea hacia Cuba la pudieran definir, entre otros, el cantante Yotuel Romero, Joe Biden (presidente de los EE.UU.) y el vocero gubernamental Iroel Sánchez. Cada uno a su manera y ojo, que la caña se pudiera poner a tres trozos.

Yotuel hablará este viernes en el Parlamento Europeo -junto a Luis Manuel Otero Alcántara y un recién incorporado Alexis Valdés– y es probable que allí, delante de todos los parlamentarios europeos cuenten los tres cómo se han ido desarrollando en Cuba los acontecimientos desde el pasado mes de noviembre en materia de derechos humanos.

Es probable que Otero Alcántara hable de las muchas veces que ha sido detenido por algo tan sencillo como salir a la calle; o que no lo dejan salir a la calle. De cómo patearon la puerta de su vivienda, de cómo agentes de la Seguridad del Estado se disfrazaron de médicos… Yotuel es probable que hable de cultura, del Ministro de Cultura, del manotazo de Alpidio Alonso, y de cómo el oficialismo lo ha llamado jinetero.

Lo más significativo es que, dice el cantante esposo de la actriz y cantante española Beatriz Luengo, hasta lo han contactado para hablar con Joe Biden. Y si de algo siempre ha sido un celoso guardián Joe Biden es de los derechos humanos.

Durante una entrevista con el periódico español ABC, Romero aclaró que su prioridad es hablar ahora, primero, frente al Parlamento Europeo.

“Quiero hablarles desde el corazón de un cubano de a pie. Yo no soy político, soy artista, rapero, vengo de la calle. Voy a hablarles de cómo siente Cuba, de lo que estoy viendo, de cómo me ha tratado mi país”.

Y luego expresó:

“Las dictaduras lo primero que hacen es prohibir la cultura, los libros, las películas, la música, para que tú no aprendas, para que no seas libre”, por eso cuando vivió en España aprendió a “ejercer mi condición de ser libre, algo que aprendí aquí en Europa. Cuando salí de Cuba, salí con miedo y cuando vi aquí que la gente decía lo que sentía pensé ‘guauuu’. Y quiero que Europa nos ayude a lograr ese mismo sentir”.

“Esa es la verdad que yo quiero llevar al Parlamento Europeo. No las mentiras, sino la realidad que se puede ver en Internet. Los hospitales, las escuelas. Por eso llegó tarde internet a Cuba, porque el gobierno cubano sabía que era una ventana al mundo”, sentenció.

Ya con esto, y luego de esto, es posible que se le allane el camino para conversar con Biden, y que le demuestre al mandatario norteño “la realidad del pueblo cubano”.

“Cada día que pasa la agonía está marchitando al pueblo cubano, y el cubano quiere vida”, dijo Yotuel en la entrevista.

Y aunque de la administración Biden no ha salido una palabra que demuestre que el presidente demócrata está interesado en conversar con el cantante cubano, es muy probable que suceda.

En las últimas semanas el presidente norteño ha demostrado que está interesado en conversar con personas “reales”, más allá de esos “asesores” que suelen hablarle desde otras posiciones, sobre un problema que no les afecta. Biden ha llamado a una mujer inmigrante, a una empresaria latina y ha conocido “de primera mano” realidades que a no pocos funcionarios, por muy buenas intenciones que tienen, les son ajenas.

Digo esto porque Biden pudiera, más allá de conversar con Díaz-Canel o con Marco Rubio, María Elvira Salazar o Mario Díaz-Balart, conversar con Yotuel sobre el video de Patria y Vida. Si lo hace, tendría quizás una mejor idea de cómo está el panorama allá abajo, en el Macondo.

A quien si no llamará, de seguro, es al vocero gubernamental Iroel Sánchez, un tristísimo personaje sobre el que pesan acusaciones de su hermana, primos y tíos, con relación a algo tan deleznable como dejar a sus hijos y esposa sin comer. Que una persona deje a su familia sin comer, barriendo con los calderos como ha hecho este hombre en alguna ocasión, nos da una idea de qué personaje estamos hablando.

Sin embargo, a pesar de estar fajado con media familia por sus posiciones extremistas y otras historias un tanto sórdidas que no ventilaremos aquí. Ayer el hombre -que envió a la prisión a cuatro personas a cumplir 6 años de privación de libertad por comprar legalmente 15 mil manzanas- justificó la barbarie de una horda o tribu violenta, que no solo protagonizó un deleznable mitin de repudio frente a la casa de una activista, sino que además traspasaron su propiedad, violentando el perímetro. En el acto participaron maestras de la escuela donde estudian los tres hijos de la activista, que lloraban aterrorizados dentro de la casa.

Cualquier persona con un mínimo de decoro -no Iroel, que hasta le metió a una querida a su esposa Cuca Rivero dentro de la casa- estaría ofendida con las imágenes. Pero este vocero del gobierno cubano ha dicho cosas como que la brigada de repudio fue a cubrir con pintura consignas de la última campaña contra la Revolución.

Iroel dijo además que la culpable de que los niños lloraran aterrorizados fue la propia madre, que no sacó a los niños a tiempo de la casa.

Sería bueno que Yotuel Romero, Alexis Valdés o Luis Manuel Otero Alcántara le mostrasen a los parlamentarios europeos o al mismísimo Joe Biden esta “explicación de los hechos” hecha por Iroel. Que le digan que es una versión gubernamental, porque a falta de p… ronunciamiento oficial del gobierno, no hay dudas: la(s) barbarie(s) cometidas en los últimos tiempos en materia de derechos humanos en la isla están justificadas desde la presidencia de la República.

Ariel P.



Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO