Connect with us

Cuba

Universitarios cubanos asignados para fumigar contra el aedes aegyptis

Published

on

Por Vladia Rosa García

La Universidad de La Habana convoca a los estudiantes para apoyar acciones de saneamiento: todos los viernes del mes, desde las dos de la tarde, tienen que fumigar en zonas asignadas

La etapa comprendida entre los finales de septiembre hasta inicios de noviembre se registra como pico máximo de infestación del aedes aegyptis, según informó la doctora Carilda Peña, Directora Nacional de Vigilancia y Lucha Antivectorial del Ministerio de Salud Pública en el sitio web Cubadebate.

En esta fecha se conoce que existe un aumento de enfermos con dengue en todas las provincias. Aunque el gobierno mantiene bien ocultas las cifras, se observa la intensificación de las medidas de saneamiento para disminuir los índices de afectación. Y a pesar de los disgustos presentados por los ciudadanos, la fumigación es el principal método para erradicar el mosquito y evitar una epidemia.

Dicha situación provoca que La Universidad de La Habana haya convocado a los estudiantes para apoyar las acciones de saneamiento. Todos los viernes del mes, desde las dos de la tarde, tienen que fumigar en zonas escogidas.

“He asistido tres veces por el área de la Plaza de la Revolución. No considero prudente que recorten clases para estas tareas. Nuestro deber es estudiar. Si quisiera ser inspector de vectores, no hubiese venido a la universidad”, comenta Adrián, estudiante de tercer año de Química.

“El comunicado lo hacen los profesores y encargados de la UJC en las aulas. Junto con el llamado se realiza un compromiso, y un listado con los nombres y las carreras de los interesados. Los militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas están prácticamente obligados. Si no te apuntas, te miran de mala cara”, añade Alejandro, uno de los involucrados.

Universitarios en la labor de acabar con los criaderos de aedes aegyptis

La actividad a veces se extiende más de lo acordado, lo que causa inconformidades entre los participantes. “En mi primera ocasión terminamos después de las nueve de la noche y después trasladarnos hasta nuestros hogares es difícil porque vivimos lejos. Hay niñas que regresan solas a sus casas. Eso no es correcto. Fumigamos en el Cerro y luego tenían que llegar a Alamar y a La Lisa”, expresa Miguel, de la Facultad de Biología.

El trabajo de mayor peso lo realizan los hombres tocando las puertas con la bazuca. Las muchachas se encargan de revisar los tanques, pasar por los patios y notificar la existencia de basureros o cualquier posible foco. “Caminamos varias cuadras, y visitamos decenas de casas. La jornada es agotadora, quedamos muy cansados. El sol, la falta de agua y de merienda nos aniquila” declara Rita, de la carrera de Economía.

Muchos aseguran que el trato de los propietarios no siempre es el más idóneo. “Hemos visto de todo, no abren o atienden y te tiran los papeles. Sujetos renuentes a salir de la vivienda, otros dicen mentiras y mejor no hablar de los insultos. Nosotros no tenemos la culpa de nada”,  añade Ana Carla.

Fuentes oficialistas como el diario Granma reconocen los problemas de saneamiento que existe en lugares públicos, centros de trabajo y muchas viviendas que unidos al clima tropical de Cuba crea las condiciones propicias para la reproducción del aedes aegyptis.

Con la decisión de vincular a los universitarios a labores de este tipo se manifiesta el déficit de trabajadores en la Empresa de Vectores; por ello prácticamente obligan a esta nueva brigada que lejos de estudiar y prepararse, están encargados de “ponerle fin a los criaderos”.

 


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Super descuentos en ENVÍOS a CUBA! - Splits, motos y más - ¡Especiales 4 de Julio!ENVIAR YA
+