Connect with us

Cuba

Una foto de burla e indolencia. ¿Quién responde por este camión?

Published

on

Hace cinco días, justo cuando un grupo de jóvenes y niños se encontraban limpiando las márgenes del Río Quibú en la zona del Reparto Flores, 1ra Avenida, entre las calles 162 y 176, se apareció este camión perteneciente sabe Dios a qué empresa y volteó toda su carga de escombros sobre la costa sin siquiera importarle que a escasos metros de allí otros se encontraban limpiando la porquería que otros, camioneros o no, arrojaron al río.

Uno de los coordinadores de la brigada de valiosos ambientalistas, tomó imágenes del vehículo y subió la foto a Twitter con el siguiente texto:

Mientras preparábamos la recogida de basura en el río Quibú, el pasado viernes este camión volteaba desechos de asfalto a la costa en el reparto Flores, a pocos metros del mar. Lamentable!

Luego etiquetó al presidente cubano Miguel Díaz-Canel; a Elba Rosa Pérez Montoya, Ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente; a Luis Carlos Góngora, Vicepresidente del Consejo de la Administracion Provincial de La Habana; y a la cuenta oficial de la Presidencia de los Consejos de Estado y de Ministros.

Justo debajo, el denunciante adjunto una foto de la matrícula del vehículo: B 149 898. ¿A quiéno a qué empresa corresponde el camión?

Sin embargo, si lamentable es la denuncia en sí, lamentable es también la poca repercusión que ha tenido: apenas 47 reacciones y 28 retuits. Y ni una sola respuesta de los “etiquetados”. Nulo interés por parte de algún periodista o medio oficial interesado en investigar más allá.

No obstante, si lógico resulta saber quién fue el indolente que arrojó los escombros, o qué empresa es la propietaria del vehículo, es importante atacar el hecho en sí. ¿Por qué los humanos nos empeñamos en deteriorar el planeta? ¿Por qué un humano se adjudica el derecho de arrojar a la orilla de la costa todo un camión de volteo de escombros?

Sin duda la indolencia social se encuentra desde hace años lidiando con el extremo del abandono en un país severamente golpeado por una crisis económica. Crisis que ha permeado los valores morales en gran parte de la población. Es así que muchos prefieren arrojar la jabita en la esquina de la casa, o tirarla por el balcón, antes de bajar cuatro pisos o caminar dos cuadras para depositarla en un latón de basura que, a todas luces dependiendo del día y la hora, pudiera estar lleno.

Es por ello que para muchos, como a este chofer del camión, se le hace “normal” arrojar la basura dónde a él le de la gana, porque igual no pasa nada, y porque además se puede ahorrar unos cuantos litros de combustible yendo al lugar donde le asignaron botara los escombros.

La multa, en caso de que fuera impuesta, no será ejemplarizante. Lo sospechamos.

 

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

COPYRIGHT ©CUBALLAMA 2021 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS