Connect with us

Cuba

“Todo está por los cielos” en los agros cubanos

Published

on

En los agros se está pagando la libra de tomate a 25 CUP. Los vendedores se defienden: “Oferta y demanda”

En el mes de julio cuando el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez anunciaba el aumento de salarios para el sector presupuestado, comunicaba además que no existiría subida de precios en mercados mayoristas del sector no estatal. ¿Qué sucede ahora? ¿Cuál es la realidad en dichos establecimientos?

“Nadie controla. Los vendedores cada día piden más dinero. Oferta y demanda, mi viejo. Esa es la frase que usan. El problema es que le seguimos comprando porque no hay otra alternativa. Ellos no pierden nada, los afectados somos quienes nos quedamos sin dinero o sin comida en dependencia de la decisión que tomemos”, declara Silvio, de 63 años.

Durante diciembre suelen aparecer en las plazas verduras que no están disponibles el resto del año. Una de las que más gusta es el tomate pero en la actualidad el costo de la libra está “excedida”, 20 o 25 CUP, según el lugar. La lechuga y la col, también muy socorridas en el mes de diciembre, aún no se asoman por las tarimas agropecuarias.

“Son cuatro tomatitos, no más. Para tener ensalada para varios días hay que gastar mínimo 60 pesos. La mayoría tiene huequitos o magulladuras, pero ellos dicen que no es su problema. Así no se puede, todo está por los cielos”, reclama Mariela.

Nelson afirma que en la sociedad de hoy se ha perdido el valor del dinero. “En media hora gastas 200 CUP, ¿y qué compraste? Nada, porque en la jaba no llevas comida, solo complementos del plato. Si a eso le sumas 200 más para comprarte un pedacito de carne de puerco, el resto del mes te olvidas de todo, hasta de volver a comer”.

Un trabajador de la plaza comercial de Calzada y H, en el Vedado, explica que cuando la apertura del Mercado de Cuatro Camino le recogieron los productos que tenían para abastecerlo. “Fueron por todos los lugares llevándose lo mejor para la gran inauguración. Ya nos estamos recuperando”.

“Yo me maravillo de la facilidad que tienen los alimentos para perderse. Algo tan necesario como el ajo, se desapareció. Ahora venden  paqueticos con los dientes pelados que, comentan, le echan formol para que crezcan y quitarle la cáscara más fácil. Eso no lo compro, pero tampoco existe la cabeza sola como antes. Tienes que pagar la pata entera a 100 o 150, ¡de dónde son los cantantes! Sigo cocinando con polvitos de sazón  completo que salen más barato”, afirma Daisy.

¿Y  en los mercados del Estado?

Ha comenzado a llegar la papa a los mercados estatales, lo que año tras año crea inconformidades entre los pobladores. Debido a las dificultades para llevar el tubérculo a la mayoría de la población, desde 2017 el gobierno decidió ofertarlo mediante la libreta de abastecimiento. De seis a 13 libras por persona, en dependencia de la provincia.

“La gente sabe lo que le toca y todavía así forma la matazón. Cogen un desespero muy grande. En parte es culpa del Estado porque mandan la vianda de poquito en poquito. Siempre alguien se queda para el próximo envío que nunca sabes cuándo va a llegar”, apunta Nadina.

La papa durante años ha significado un dolor de cabeza para los cubanos. “Hace rato, cuando estaban a 40 centavos, eran grandes, las vendían hasta limpias. En la actualidad te llevas a la casa más tierra que otra cosa y cuando la pelas, la mitad es para botar porque está echada a perder”, aclara Anselmo.

Conseguir la comida en Cuba cada vez demanda más paciencia y efectivo. Al parecer estas Navidades, como muchas atrás, habrá que hacer malabares para tener en la mesa una cena digna.

Texto y fotos: Vladia Rosa García


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Por 20 CUC reciben 40 CUC + 30 MIN + 30 SMS!RECARGA AQUÍ
+