Connect with us

Cuba

Empresa santiaguera utiliza tanques industriales como “hornos criollos” de cocción

Published

on

Hornos criollos barriles

“La batería de hornos criollos” es una de esas ideas que jamás debió abandonarse, parecen elogiar el diario Sierra Maestra y las autoridades del territorio.

La Fábrica de galletas de Santiago de Cuba se vio afectada por la coyuntura de la falta de combustible y, lejos de paralizar sus hornos industriales decidió poner en práctica una “idea sencilla”: el uso de “una batería de 12 barriles convertidos en hornos criollos que funcionan a base de carbón vegetal y capacidad para producir 0.5 toneladas diarias de galletas”. Así, de esa manera “mantiene su funcionamiento la fábrica Oscar Luis Kindelán, ubicada en la calle conocida como “Jobito”, en la cabecera provincial de la llamada “la más heróica y hospitalaria” de nuestras ciudades.

Esa, dice el diario de la provincia Sierra Maestra, “es una gran respuesta al déficit de diésel y la necesidad de ahorrar energía eléctrica que tienen las entidades del sector estatal“.

El uso de los hornos criollos con barriles “es uno de los resultados de la tarea llevada de la mano por la dirección del Partido y el Gobierno en la provincia, para direccionar el ingenio de los santiagueros en función de enfrentar el contexto de crisis energética que enfrenta el país, y que junto con los Polígonos de Producción de Alimentos, garantizan las ofertas en situaciones normales y engrasan la maquinaria para la sostenibilidad en situaciones excepcionales por su capacidad de producir con un mínimo de uso de diésel y energía eléctrica,” expresa el rotativo.

Encabezados por Lázaro Expósito, “las máximas autoridades del Partido y el Gobierno en Santiago de Cuba se reunieron en el Polígono “Barquillo” en la Avenida Patria, con directores de empresas y especialistas de entidades de Innovación + Desarrollo”. El objetivo del encuentro era “aportar ideas nuevas y generalizar las que ya están puestas en práctica”.

El diario santiaguero celebró “la batería de hornos criollos” como una de esas ideas que jamás debió abandonarse, como si la modernidad no fuera parte misma de la existencia del ser humano.

Y aunque los grandes maestros panaderos, pasteleros y elaboradores de galletas de Europa insistan en que los hornos de leña son los mejores para la cocción de la harina, esta “vuelta a las raíces”, no habla muy bien del empeño en salir adelante de una “situación coyuntural” que dura ya más de 60 años. Muy seguramente las galletas se distribuirán luego utilizando vehículos de tracción animal, que es otra de las ideas puestas en práctica en el país para aliviar la escasez de combustible.

Es muy probable que, ahora mismo, en un lugar como China, país que a inicios del Siglo XX todavía estaba sumido en el feudalismo, se elaboren galletas usando como combustible la energía solar o la del viento. Mientras, en Santiago de Cuba se pican tanques a la mitad y se inventan parrillas.

Esta “batería”, fue al parecer del agrado del primer secretario del Partido en Santiago de Cuba, Lázaro Expósito Canto, quien se muestra satisfecho – a juzgar por las imágenes – con la peculiar inventiva.

La parte más interesante de la nota del Sierra es cuando se sugiere que este “invento” se extenderá a otros territorios y localidades de la provincia.

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO