Connect with us

EEUU

Se inventó una historia, se hizo famoso, pero lo descubrieron y lo botaron del trabajo

Published

on

Khalil Cavil, un camarero de Saltgrass Steak House, un restaurante en Texas, quiso adueñarse tal vez de una propina que le dejaron en efectivo, o quizás solo quiso vengarse de un cliente que no le dejó ni un centavo de propina, y escribió con un bolígrafo el siguiente mensaje en el cheque del restaurante: “No le damos propina a los terroristas”.

Cavil, quien luego del suceso fue contactado de inmediato por los medios, dijo que la experiencia con el cliente lo había dejado “enfermo de estómago”.  Dijo además que decidió compartir la nota en Facebook (ya ha sido borrada) porque quería que la gente entendiera lo que es el racismo y que el odio aún existe. La gente supo además que era cristiano, y que planeaba asistir a la Universidad Bautista de Dallas. Incluso, durante una de las entrevistas que le hicieron, dijo que la experiencia puso a prueba su fe, y que tenía que recordarse a sí mismo que ‘Jesús también murió por esta gente’.

“Tenía que pensar, ¿qué haría Jesús en esta situación?’. Espero que la gente que me dejó esa nota encuentre a Jesús”, dijo.

Sin embargo, todo era mentira. Khalil se inventó toda esa historia de la nada. Todo era falso. Mentira, y el joven hasta tuvo que admitirlo. ¡Y recibió hasta casi $1000 dólares de propina a través de Facebook de gente que se solidarizó con él!

Sin embargo le salió mal el invento. El joven creyó que su manager dejaría todo así pero sucedió todo lo contrario a lo que él esperaba.

El restaurante, que previamente había expresado su comprometimiento con “respaldar y apoyar” a su empleado, y que incluso, había dicho que prohibiría la entrada a su cadena de restaurantes al cliente, ahora dio marcha atrás a todo.

La nota la escribí yo”, dijo Cavil en el periódico de Odessa, pero se negó a explicar por qué lo hizo.

“No tengo una explicación. Cometí un error. No hay excusa para lo que hice ‘, expresó.

Aunque la compañía no reveló cómo fue que se dieron cuenta del engaño,se supo que tras el incidente, se dieron a la tarea de localizar el cliente para que este explicara qué había sucedido en realidad.

Después de una investigación más profunda, nos enteramos de que nuestro empleado inventó toda la historia“, dijo el lunes el director de operaciones de Saltgrass Steak House, Terry Turney, en un comunicado al periódico estadounidense Odessa, aunque no reveló detalles sobre si el cliente había dejado propina en efectivo o no.

“El cliente fue contactado y lo invitaron de regreso a nuestro restaurante para cenar con nosotros. El racismo de cualquier forma es intolerable, y siempre actuaremos rápidamente si ocurre en cualquiera de nuestros establecimientos. Acusar falsamente a alguien de racismo es igual de inquietante”. dijo Turney.

Fue ahí, durante la cena con los directivos, en que el cliente al parecer dijo que todo era una patraña. Acto seguido, Cavil fue despedido.

Pero tal y como reza el refrán, la mentira tiene patas cortas. Su engaño fue descubierto y puesto de patitas en la calle.

 

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡NOS HEMOS MUDADO! - Nueva web de Cubacomenta - Visítanos ->AQUÍ
+