Connect with us

Cine y TV

Salió de Cuba con 300 euros, ahora tiene el mundo a sus pies

Published

on

Ana de Armas

Ana de Armas tiene el mundo a sus pies. O al menos, a Hollywood.

Hace apenas unas horas se anunció que la joven actriz cubana será la persona que encarne a la rubia más famosa del mundo: Marilyn Monroe. Y aunque De Armas se sabía actriz desde pequeña y siempre conoció y confió en sus potencialidades histriónicas, es muy poco probable que la joven, nacida en La Habana el 30 de abril de 1988, se viera algún día haciendo el papel de la Monroe, para Hollywood y el mundo entero.

No lo hubiese creído cuando se marchó de Cuba hacia España con apenas 300 euros en el bolsillo; pero su rostro y maneras de interpretar un personaje ya habían sido admiradas en una coproducción hispano-cubana,  Una rosa de Francia, un filme dirigido por el español Manuel Gutiérrez Aragón.

Años después, luego de haber trabajado en la telenovela El Edén perdido, y en Madrigal, bajo las órdenes de Fernando Pérez, De Armas, con 18 años, partió hacia España esperanzada con la idea de dar un cambio en su vida y abrirse nuevos horizontes en el mundo de la actuación.

En un país donde el fomento a las artes crea un artista por semana en cada región de España, De Armas, inmigrante, tenía todas las de perder si nos guíamos por esas cábalas y por esos consejos que abundan en proporción de 100 a 1, de aquellos otros que llevan más tiempo fuera que tú y que te aconsejan con muy buena fé, además – y es lo que los hace tan apreciados y sinceros – que lo primero, es buscarte un trabajo en un supermercado, un bar o un restaurante.

En una entrevista que De Armas dio a la revista Somos Jóvenes, cuenta que aquellos 300 Euros le duraron prácticamente nada, pero entonces le apareció un primer trabajo, nada más y nada menos que en una serie de adolescentes – esas que marcan generaciones – donde trabajo junto a algunos de los más talentosos jóvenes actores españoles.

El Internado fue una escuela, y fue un parteaguas en su carrera. Seis temporadas le bastaron para ajustar su estatus económico y conseguir ser llamada para futuras producciones. De Armas se veía en España, como Blanca Suárez, por ejemplo, Mario Casas hasta que llegó Knock Knock, junto a Keanu Reeve.

La película no fue nada del otro mundo, pero el solo hecho de que su rostro apareciese en la llamada Meca del cine mundial ya podía considerarse un éxito para esta cubana que años antes – lo dijimos – se fue de Cuba para España con apenas 300 Euros en sus bolsillos.

“El 97 por ciento de las personas del mundo no logra entrar a Hollywood; para eso, hay un factor muy grande que es la suerte y otros son mucho trabajo, paciencia, e invertir tiempo, dinero, dejar a tu familia atrás, dejar a todos… simplemente hacerlo”, explica en la entrevista.

Luego compartió reparto con Bradley Cooper, The Snipper, A Star is Born; y con Robert de Niro – la lista de películas hechas por De Niro harían interminable este artículo –  y con ellos, otras puertas más que se abrían.

Meses después llegaría Blade Runner 2049, junto a Harrison Ford, Ryan Gosling, Jared Leto y Robin Wright.

https://www.instagram.com/p/BpdIxkyH2mX/

“Hollywood es una industria muy complicada. El tema racial sigue siendo uno de los principales problemas. Es muy hipócrita. Dicen que está cambiando y no es verdad. Sigue siendo súper difícil luchar con la dualidad de saber adaptarte. Una: de pensar que eres tú quien llegaste a esa industria y tienes que aprender el inglés, y moldearte, entender el humor, la ironía y cómo ellos hablan. La otra: mantener tu identidad y demostrar que eres latina y puedes hacer personajes de latina… pero también puedes hacer otros”, explicó la joven en una entrevista.

“Es muy difícil que haya personajes femeninos protagonistas; que cuando los haya sean interesantes, que no sean siempre la que está al lado del marido, la que el hombre tiene que rescatar, porque… ¡pobrecita!; que no sea la maltratada, la prostituta. Es complicado encontrar un personaje femenino que guíe la historia, la heroína. Si encima de eso, añades que estás como pez fuera del agua porque. Al final de todo, ese no es mi país, no es mi industria… estoy nadando en aguas ajenas”.

Saber todo esto, reconocer lo difícil que es el medio en el cual te desenvuelves ha sido fundamental para que su camino continúe limpio de espinas; y para que le hayan surgido papeles uno detrás del otro.

Ana estará en The Informer, junto a Clive Owen; la veremos además en Knives Out. Y la veremos encarnando a Marilyn Monroe.

Será en “Blonde”, un filme producido por Netflix, a partir de una adaptación cinematográfica hecha a la novela homónima de Joyce Carol Oates sobre Marilyn Monroe. De Armas será la protagonista del filme, y lo obtuvo “por encima” de otros nombres como los de Naomi Watts, y el de la estadounidense Jessica Chastain.

con información compartida de Cubalite

https://www.instagram.com/p/BsjtlA5H-1k/


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO