Connect with us

Cuba

Salidero en Diez de Octubre parece no tener solución

Published

on

Salidero

Texto y fotos: Vladia Rosa García

Los vecinos de la calle Milagros, en el municipio capitalino Diez de Octubre, han aguantado un salidero por más de seis meses

El salidero lleva más de seis meses en la calle Milagros, en el municipio capitalino de Diez de Octubre. Llueva o no, en la vía siempre hay un charco de agua. Por las noches aumenta como si abrieran una llave maestra. El acceso cada vez se hace más difícil. Al parecer, la situación carece de importancia para la Empresa Aguas de La Habana.

“La queja se archiva. Su reporte ya está en el sistema”, es siempre la respuesta. “Cada vez que llamamos sucede lo mismo, y de todo uno se cansa”, declara Carmen, vecina de la calle Milagros. Las condiciones del lugar se observan a simple vista y el derroche del preciado líquido continúa sin llamar la atención de las autoridades.

Los arreglos anteriores de la tubería han sido iniciativa del barrio. “Aquí nadie es especialista, ni ingeniero. Hacemos las cosas porque estamos preocupados. Con aquellos remiendos por lo menos resolvimos por un tiempo”, dice Omar, profesor de 60 años.

A la preocupación de los residentes se suman otras cuestiones. La zona está declarada como alta consumidora de agua y en gran medida esto se deriva de la persistente fuga. “Ahora nos cobran más aunque consumimos la misma cantidad de antes. Al final los afectados pagamos doble la culpa”, expresa Reinier, quien vive allí hace 10 años.

Con relación al importe cobrado por el Estado, Bladimir Matos Moya, vicepresidente primero del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, aclara que “el tema de las tarifas está asociado a las mejoras del servicio”. Pero de ser así, ¿por qué perdura la inundación en esta vecindad?

Desde el Sexto Congreso del Partido se aprobaron ocho lineamientos vinculados con el sector hidráulico. En ellos se hace referencia a las medidas y regulaciones encaminadas al ahorro del recurso debido a su importancia para el desarrollo socioeconómico del país. Sin embargo, está problemática no es exclusiva de la calle Milagros en Diez de Octubre.

El octubre pasado la prensa oficialista se hacía eco de una queja presentada desde el 23 de agosto por pobladores de Boyeros. El texto asegura que Aguas de La Habana solo se “personó en la localidad luego de la visita del secretario del Partido”. Aunque en esa ocasión se vertía agua contaminada, a diferencia del caso de Diez de Octubre, las vivencias son parecidas.

“Todas las personas tienen derecho al agua. El Estado crea las condiciones para garantizar su saneamiento y uso racional”, así lo dictamina el Artículo 76 del Capítulo II de la Constitución de la República. Eso, en estos momentos, no se aplica para buscar soluciones inmediatas, pues en la calle Milagros el charco de agua sigue… llueva o no.

 


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO