Connect with us

Internacionales

Robaron no en Punta Cana, sino en Barcelona y le sucedió a la familia real de Qatar

Published

on

joyas

Apenas unas horas después de que un grupo de cubanos que viajaron a Punta Cana denunciaran haber sido víctimas de un robo en sus habitaciones, un hecho similar sucedió en Barcelona, nada más y nada menos que a miembros de la familia real de Qatar. Este hecho demuestra que maleantes y ladrones hay donde quiera. Demuestra además que los sistemas de vigilancia no son perfectos y que en cualquier hotel del mundo puede suceder algo como esto.

Los cubanos que fueron víctimas del robo en el Hotel Riu Palace, lejos estaban de sospechar que horas después, otros ladrones en Barcelona, le estarían robando a miembros de la familia real de Qatar joyas valoradas en más de 100.000 euros.

Lo hicieron “a la antigua” – old fashion way – como viejos atracadores de banco en el Oeste americano: arrancando la caja fuerte de la habitación.

Los Mossos d’Esquadra de la Unidad de Investigación del Eixample acudieron el sábado a un lujoso hotel del Passeig de Gràcia de Barcelona, cuando miembros de la extensa familia real de Qatar denunciaron la fechoría. Según los primeros indicios, la puerta de la habitación no fue forzada.

También se supo que no ocurrió ningún otro robo en el hotel, por lo que se sospecha que – como casi siempre sucede – los ladrones “iban al seguro”. Alguien les avisó que los miembros de la familia real qatarí estaban ahí hospedados y fueron “con todo”, literalmente hablando. Porque arrancar una caja de seguridad…

En fin, ¿qué podemos hacer? ¿Punta Cana? ¡Aquí sucedió en Barcelona! Y en un hotel mucho más lujoso todavía.

También ha sucedido en el pasado en otras modernas ciudades; en hoteles de 4ta y 5ta categoría. Le han robado a las Kardashian en París;, a Daddy Yankee incluso haciéndose pasar por él. Los ladrones identifican el objetivo y si tienen que arriesgar sus vidas caminando por el alero de un edificio lo hacen. La tentación suele ser grande por robarle a un famoso.

Y no hablamos de joyas o dinero. Un objeto personal “identificable” o “comprobable” puede ser subastado en la internet por muy buen precio.

Así que no se queje de Punta Cana; ni siquiera le demonice… hay eventos desafortunados, pero la norma suele ser otra. Si no, la gente no se hospedara en los hoteles. O no saliera de sus habitaciones.

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO