Connect with us

EEUU

Gana raspadito y encuentra “$200 mil razones” para vencer el cáncer

Published

on

raspadito de $3 millones

Este afortunado hombre tiene muchas razones para disfrutar esta segunda oportunidad que le ha dado la vida tras vencer el cáncer con la quimioterapia ¡Y tiene cómo y con qué hacerlo!

Los $200 mil se le convirtieron en $141.501 dólares una vez descontados los impuestos ganados en el raspadito.

Un hombre identificado como Ronnie Foster, residente en la localidad de Pink Hill en Carolina del Norte, se encontraba muy feliz al asistir a la última sesión de quimioterapias que necesitaba para vencer al cáncer cuando, sin proponérselo y esperarlo siquiera, sumó una alegría más a su corazón.

Foster, a quien le fue detectado hace un tiempo atrás un cáncer de colon compró, camino al centro clínico un raspadito de lotería, y resultó que este vino premiado con $200 mil dólares.

Primeramente compró un ticket de $1 dolar. Este le dió $5 de premio, y al invertir esos $5 en otros dos tickets, uno de los raspaditos le sonrió con la fortuna.

“Vi todos esos ceros y me quedé congelado. No lo creí hasta que se lo entregué al empleado del mostrador para que lo escaneara. Entonces comencé a temblar. No podía creerlo”, aseguró el hombre.

“Ya estaba feliz porque era mi última ronda de quimioterapia. Ganar esto lo convirtió en mi día de suerte”, explicó.

Y no es para menos. Para él fue un día de esos que se marcan con piedra blanca.

Los $200 mil se le convirtieron en $141.501 dólares una vez descontados los impuestos, pero ahora tiene muchas razones para disfrutar esta segunda oportunidad que le ha dado la vida. ¡Y tiene cómo hacerlo!

Después de reclamar su premio el pasado viernes 25 de octubre Foster seguramente se sentó a pensar que haría con ese dinero que prácticamente la cayó del cielo. La buena noticia es que si quisiera, puede viajar. Y hacerlo a la grande. Un viaje a Europa, por ejemplo y conocer la mejor ciudad del mundo para vivir: Viena, en Austria.

También pudiera comprarse un mejor auto. Guardarlo para las emergencias. Invertirlo. Disfrutarlos.

Aunque de seguro lo que más disfrutará es la vida. Y la suerte. Esta le sonrió de muy buena manera al premiarlo dos veces en un día.

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO