Connect with us

Cuba

Serios problemas para encontrar comida en La Habana

Published

on

comida en Cuba

“Tiene que entrar la comida”, aclaró Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa Provincial, y lanzó una especie de “advertencia” a las vecinas Artemisa y Mayabeque, para que cumplan con la parte que les corresponde.

Uno de los actores más destacados dentro de Cuba actualmente confesaba apenado hace dos días vía chat que de no ser por un gran amigo común que tenemos, la situación con la comida en su casa se hubiese vuelto tétrica, luego de más de seis meses sin trabajar, debido a que en el ICRT y el ICAIC se han paralizado prácticamente todas las producciones.

También, hace unos días, el esposo de una de las voces más importantes dentro de la cancionística cubana actual confesaba, vía chat, que “no había nada”.

Tradicionalmente, en mis encuentros vía chat con ambos, la frase “esto está malo” aparece al menos una o dos veces por semana; y aunque para un emigrado el “esto está malo” es comprensible, al parecer el panorama es más complejo de lo que uno se imagina.

“No hay nada, compadre”, “Esto está peor que el 90´” y frases similares a menudo las recibo, repito, al menos una vez por semana. Y no solo de boca de ellos.

Tal vez los periodistas oficialistas tengan temor de reflejarlo en sus páginas, y a no dudarlo tampoco lo expresan vía chat de Facebook cuando raramente pueden escribirle a un “emigrado”, sin que “moros en la costa” les vigilen lo que escriben.

Sin embargo, para que las paranoia no los lleve a acusarme de embustero, el titular de esta mañana en el oficialista Tribuna de la Habana, confirma las sospechas. Ninguno de los dos amigos es mentiroso. Yo tampoco.

https://www.facebook.com/ravsberg/posts/10224153082154065

Dice el Tribuna, en artículo titulado “Consejo de Defensa de La Habana analiza situación del desabastecimiento agrícola en la capital”, que en la reunión del organismo se hizo “una exhaustiva explicación de los directivos de la agricultura de las provincias de Artemisa y Mayabeque, para evaluar la situación del desabastecimiento de los mercados agropecuarios de La Habana”.

En la reunión, explica el Tribuna, “las autoridades ratificaron (…) que no existe ninguna prohibición en los puntos de control para que los camiones con los productos entren a la ciudad legalmente”, aunque reconocieron que “han existido problemas con los trabajadores que desean vender productos en la capital pero no poseen, por ejemplo, los documentos de procedencia de las mercancías o no han cumplido su compromiso estatal con las provincias hermanas”.

El reconocimiento del problema en el periódico oficialista implica de este otro lado reconocer que la situación es compleja. La experiencia dicta que cuando en la prensa oficialista “sale” un problema, es porque el problema es serio y tiene tufo a viejo.

Los directivos del Consejo de Defensa mencionaron además los casos, mínimos indudablemente, de personas que incurren en “ilegalidades dentro de la agricultura”.

La realidad indica que, con las regulaciones de movimiento y cuarentenas decretadas en Artemisa, el flujo del envío de alimentos hacia la capital -me pregunto, también, por las labores agrícolas- ha disminuido lógicamente.

Es así que el Consejo dictaminó que “quienes laboren en espacios arrendados dentro de los mercados citadinos deben seguir trabajando”.

De la nota del Tribuna, extraigo una frase que supone un alivio para mis amigos residentes en La Habana: No existe ninguna prohibición en los puntos de control para que los camiones con los productos entren a la ciudad legalmente.

“Tiene que entrar la comida”, aclaró Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa Provincial, y lanzó una especie de “advertencia” a las vecinas Artemisa y Mayabeque, para que cumplan con la parte que les corresponde.

Como siempre sucede, “habrá que esperar” a que se normalicen las actividades en la isla para que haya comida, sino suficiente, al menos “que resuelva” el problema que se plantea ahora mismo en miles de hogares habaneros en los que figuran, lamentablemente, la casa de no pocas grandes figuras del ICRT y del ICAIC, o artistas, todos recluidos en sus viviendas por culpa del coronavirus.

por Ariel P.

tal vez quieras leer: Cuba: “Comer ahora es un privilegio para los familiares y amigos de la emigración”

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Súper Bono en Cuballama! 40 CUC + 1GB DATOSRECARGA AQUÍ
+