Connect with us

Published

on

Órganos del MININT y de la PNR (Policía Nacional Revolucionaria) llevaron a cabo en el municipio Diez de Octubre un amplio operativo que culminó con el decomiso de una gran cantidad de mercancías y de abundante dinero en efectivo.

Según declaraciones dadas al Sistema Informativo de la Televisión Cubana por el teniente Alberto Simón López, jefe del Área Investigativa de la PNR en el mencionado municipio, un amplio grupo de personas se dedicaba a la venta de mercancías, sobre todo alimentos de alta demanda, en la calle Santa Ana y Fábrica No. 254. El oficial no reveló el número exacto de personas que se dedicaban a ejercer el acto ilícito, y del principal encartado ha trascendido que este regentaba un bar-cafetería ilegal, pues solo estaba facultado para vender comidas ligeras.

Allí, el hombre comercializaba a sobreprecio los productos que adquiría, de acuerdo con su versión, de dos maneras: una haciendo colas en las tiendas, y la otra comprando la mercancía a quien se la ofreciera.


Sin embargo, el monto de lo incautado ascendente a 1.052.500 pesos en moneda total, habla por las claras de la gran cantidad de colas que debió haber hecho el sujeto en su vida. El acusado en la TV justificó sus actos, e incluso dijo que “se le había resbalado la mano”. El resbalón incluye varios equipos electrodomésticos y dos vehículos, incluyendo un auto marca Audi, los que fueron confiscados.

Según indicó el jefe del Área Investigativa de la PNR en Diez de Octubre, a los involucrados se les está acusando por Actividad Económica Ilícita y Receptación, y añadió que están profundizando en la investigación de los bienes ocupados.

Prestó su casa y dice que no sabía que eran productos ilícitos

Uno de los arrestados es un vecino que gentilmente prestó su vivienda para que fuese utilizada como “almacén”. El sentido común debió alertar a este sujeto que tanta cantidad de mercancía no podía provenir de una fuente “legal”, pero no dijo nada, y ahora deberá asumir la consecuencia de su negligencia y bondad.

El operativo fue filmado y transmitido por la televisión cubana en actitud ejemplarizante, tal y como nos viene acostumbrando el sistema informativo de la TV, que parece haber tomado nota de las quejas que ha recibido por las redes sociales sobre este tipo de reportaje y en esta ocasión, decidió “esconder” el rostro de los implicados.

La prensa oficialista cubana se ha encargado además de hacerle ver al pueblo que el desabastecimiento en la isla tiene dos culpables fundamentales: el embargo económico de los EE.UU., y los ladrones, que pululan por el territorio nacional.

En ese sentido, en los últimos días hemos visto un custodio que robaba aceite y carne en Centro Habana, con la venia del administrador del lugar; cuatro pescadores furtivos de langosta capturados en aguas cercanas a la Isla de la Juventud; un ladrón de carne en el mencionado Municipio Especial; y tres cienfuegueros residentes en el municipio de Cruces que fueron sorprendidos cuando viajaban hacia Trinidad con algunas ristras de ajo y cebollas.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡40 CUC de BONO en Cuballama! Por 20 CUC reciben 60 CUCRECARGA AQUÍ
+