Connect with us

Published

on

Una mujer en la Florida que conducía por la carretera interestatal 4 salvó su vida – dice – gracias a un “ángel” del 911, modo con el cual se refirió a la operadora que a las 4am del primero de enero del 2o19 recibió la aterradora llamada, reflejan varios medios de la Florida como el Tampa Bay.

Cheyanne Allen, trabajaba como una de las tantas despachadoras del servicio de llamadas del 911 cuando a esa hora, justo dos horas antes del amanecer del día 1ro de enero recibió la llamada de una mujer que le dijo haber quedado atrapada en su auto volteado y sumergida dentro del fango con el lodo al pecho.

Me estoy congelando”, le dijo además a la operadora la joven de 20 años Amanda Antonio, víctima instantes antes de un imprudente que se le atravesó en la vía obligadonla a dar un corte para luego perder el control dl vehículo y rodar cuneta abajo hasta caer en el fanguizal.

Estoy volteada boca abajo“, explicó Amanda y Allen le expresó: “Sí, señora, ya tenemos gente en camino. Solo mantente al teléfono conmigo, ¿vale?“.

Me estoy congelando. Estoy tan asustada“, reiteró la joven, quien además tenía apenas un 5% de carga en la batería de su teléfono.

Lo sé, pero yo estoy aquí contigo, ¿vale?” dijo Allen tranquilizante. “Trata de permanecer en el teléfono conmigo todo el tiempo que puedas“.

Por favor, apúrate“, gritó la joven cuando se sintió que el agua ya le llegaba al cuello. Justo en ese instante, llegaron los oficiales del condado de Hillsborough para sacarla del atolladero en que se encontraba.

Las fotos de los oficiales metidos dentro del lodo intentando sacar a Amanda ya se han convertido en virales, y la prensa se ha encargado de reflejar de la manera más fidedigna posible todo el drama de una llamada que duró 20 minutos entre una mujer que creía moriría y la despachadora del 911.

La tecnología además jugó un papel trascendental en esta historia, pues Amanda fue localizada gracias a Google Maps y los geolocalizadores, que ayudaron a los oficiales de la Oficina del Sheriff del Condado de Hillsborough a localizar el vehículo que se hundía en el lodo, a través de una densa niebla.

Sin embargo el agente Chris Sullivan, uno de los rescatistas de Amanda cree que fue ella misma quien salvó su propia vida esa noche.

Sullivan junto a Jeremy Pollack fueron quienes primero se acercaron al vehículo para ver dónde estaba la joven, pero aparte de resbalar dentro del barro, no pudieron abrir las puertas traseras con la palanca. Entonces Pollack decidió arriesgar más. Dio la vuelta y arriesgando su vida también llegó al lado del pasajero y abrió la puerta para liberar al joven de 20 años.

Listen to the translation Los oficiales de la Oficina del Sheriff del Condado de Hillsborough rescataron a una mujer de un auto que se hunde cerca del recinto ferial del estado de Florida cerca de Tampa el 1 de enero de 2019. Oficina del Sheriff del Condado de Hillsborough

“Solo quiero agradecerles a todos ustedes por ayudarme esa noche y simplemente sin ustedes no hay manera de que yo hubiera salido de allí yo sola’, dijo Antonio a sus rescatadores este jueves, e instantes después se reunió con la despachadora del 911 que la mantuvo tranquila en los terribles momentos que vivió.

Amanda Antonio, acompañada por el diputado del alguacil del condado de Hillsborough, Chris Sullivan (derecha), el diputado Jeremy Pollack (arriba a la izquierda) y el diputado Ryan Cooper (arriba a la derecha). (Fox News)

“Solo quiero dar las gracias a la señora de despacho ya todos los que me ayudaron esa noche: los rescatistas, el equipo de buceo, los agentes de policía que estaban detrás de mí’, dijo llorosa la joven, que llamó a Allen un “ángel”.

“Ella fue el primer ángel que conocí esa noche y me trajo a todos los demás. No creo que hubiera podido hacerlo sola”, aunque explicó que todo el tiempo intentó mantenerse concentrada.

Y tanto fue así que cuando su Toyota Scion, se volcó cerca de la Salida 7 de la Interestatal 4 su teléfono se le desapareció dentro del vehículo, pero entonces ella pudo a través de su AppleWatch hacer un ping y encontrarlo para hacer la llamada. Su iPhone había quedado sumergido dentro del lodo, pero así y todo ella se pudo comunicar con el 911.

Además, la llamada nunca se interrumpió, y con el 5% de carga que tenía según reveló Amanda pudo estar hablando 20 minutos.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

VUELOS CHARTERS A CUBA DESDE $99 ¡CON 64LB INCLUIDAS!MÁS INFORMACIÓN
+