Connect with us

Artes Visuales

Tumbas, torres y un 11 de septiembre

Published

on

Por Lucía Jerez

La muestra Torres y tumbas, inaugurada en La Habana, relaciona dos acontecimientos que ocurrieron un mismo día y que transmiten la inseguridad y lo efímero en la vida. Se exponen obras de Belkis Ayón, José A. Figueroa y Janis Lewin

Torres y tumbas es el nombre de una exposición que muestra obras de la fallecida artista cubana Belkis Ayón, al mismo tiempo que expone una muestra de los fotógrafos José A. Figueroa y Janis Lewin, quienes desde perspectivas diferentes congelaron imágenes del fatídico suceso del 11 de septiembre cuando se desmoronaron las soberbias torres de Time Square en Nueva York.

Y es que si se creyera en supersticiones pudiera decirse que el 11 de septiembre es para el fotógrafo cubano José A. Figueroa una fecha fatal. Ese día, pero del año 1999, el artista se encontraba en Nueva York junto a la curadora cubana Cristina Vives. Coordinaban la exhibición de Belkis Ayón, cuando el timbre de un teléfono anticipaba la noticia del suicidio de esta última, amiga entrañable de ambos. También un 11 de septiembre, dos años después y otra vez en Nueva York, José Figueroa vio desplomarse las Torres Gemelas.

Ambos sucesos cambiaron la vida de Figueroa y Cristina Vives, quienes perdieron a una amiga querida y se conmovieron también ante la tragedia de Manhattan que puso de cabezas la dinámica del mundo.

Es por eso que Torres y tumbas relaciona dos acontecimientos que ocurrieron un mismo día y que transmiten la inseguridad y lo efímero en la vida. Tanto la artista cubana Belkis Ayón, como las torres de Times Square eran jóvenes, aparentemente indestructibles y seguras, sin embargo, se desplomaron desde lo espiritual y lo físico compartiendo la suerte de un mismo día.

La exposición que quedó inaugurada este miércoles en el Estudio Figueroa Vives del barrio capitalino del Vedado, en conjunto con la Embajada de Noruega en La Habana, es un espacio donde convergen dos obras que contactan en muchos sentidos.  Por un lado, están las representaciones de Belkis Ayón, exhibidas algunas por primera vez en Cuba, caracterizadas por el uso de la colografía y por la inspiración en temas como lo espiritual y lo humano, desde cuestiones religiosas como la sociedad abakuá en la isla, que fue el eje de su creación artística, hasta pasajes bíblicos y evocaciones a deidades.

Por otro, las series fotográficas de José A. Figueroa y Janis Lewin, hechas desde cosmovisiones diferentes, reflejan ambas el pánico y el vacío del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York. Mientras Figueroa fotografió avenidas, calles, esquinas emblemáticas y estaciones de trenes que continuaban su ritmo habitual ante una desolación que aparentaba una urbe en toque de queda, Lewin se apoderaba de rostros desesperados, guardias, imágenes de desaparecidos, candiles y carteles. Lograron ambos fabricar la imagen de uno de los días más tristes que hasta hoy ha vivido la ciudad del Empire State y con ella, el mundo.

Todas las piezas expuestas transmiten el miedo y la vulnerabilidad que vivieron en determinados momentos los artistas. En una entrevista realizada a Belkis Ayón en el año en que murió, ella expresaba sobre su arte: “Son cosas que tengo dentro y que echo para afuera porque son cargas con las que no se puede vivir ni se pueden arrastrar. Quizás sea eso la obra. Al cabo de tantos años me doy cuenta del desasosiego”.

 

 

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡DOBLE RECARGA + regalos! Por 20 CUC reciben 40 CUC + 30 MIN + 30 SMSRECARGA YA
+