Connect with us

Cuba

Mariela Castro e Iroel Sánchez cambian diálogo por enfrentamiento

Published

on

Mariela Castro e Iroel Sánchez

Por más que Mariela Castro e Iroel Sánchez se opongan, la sociedad civil cubana ha echado a andar; se pide diálogo y se ofrece paz.

No se quiere más odio entre cubanos, y el cese de las difamaciones mediante los medios en control del estado.

Mariela Castro Espín e Iroel Sánchez impulsan por estas horas una campaña de enfrentamiento entre cubanos, como alternativa al diálogo que sugiere la verdadera sociedad civil cubana, impulsada por artistas e intelectuales principalmente.

De ambos, de Iroel Sánchez y Mariela Castro, ya hemos hablado bastante aquí. Ella, muy conocida y altanera cuando alguien se le opone a un criterio, y bastante mal educada con la prensa “extranjera”. Él, ladrón de hojas bond en el Instituto Cubano del Libro y frustrado serruchador de piso de Abel Prieto, devenido inspector de manzanas en la tienda de La Puntilla.



Fieles defensores de la ideología del atrincheramiento, por estos días y horas, están ambos muy interesados en hablar de “alzamiento”, “defender a cómo de lugar” las conquistas de la Revolución, y de paso, no escatiman tiempo en intentar confundir a los indecisos, esos que por estos días parecen “despertar” con la noticia de que existe una masa inconforme dentro de la sociedad civil cubana que ya se cansó de unilateralismos en las tomas de decisiones; al menos, dentro del ámbito cultural.

Les confieso algo: si yo fuese uno de esos 30 jóvenes que le pidieron al viceministro de Cultura de Cuba, Fernando Rojas, el cese de la política de difamación y hostigamiento contra ellos en las redes sociales, incluiría sí o sí, el nombre de no pocos guardianes de la fe, gente que se quedó con la mente atorada en el tiempo de la guerra fría, como es el caso de Iroel Sánchez, Mariela Castro y muchísimos otros. Gente cuya materia gris no ha evolucionado en lo absoluto, gente que no confía en la capacidad que tiene el pueblo cubano de no dejarse confundir tan fácilmente. A mí, por ejemplo, no me parece que ninguno de esos que fueron el viernes temprano en la mañana a plantarse frente al MINCULT esté confundido.

De hecho, me parecen honestos, sinceros e interesados, en ofrecer algo más que odio en las redes y en el ámbito civil, entre cubanos.

La tarea es titánica. La marcha cuesta arriba; pero cada vez sumamos más los que empujamos esa piedra que se llama cambio. Piedra que algún día llegará a la cima, por más que Mariela Castro e Iroel Sánchez se opongan.

Ariel P.

tal vez quieras leer: Iroel Sánchez se arrastra ante Biden y llama “injerencista” a Obama

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡NOS HEMOS MUDADO! - Nueva web de Cubacomenta - Visítanos ->AQUÍ
+