Connect with us

Cuba

Los decomisos no son la solución del problema

Published

on

decomisos en Cuba
Decomisos como este - 220 ristras de cebollas - son hasta risibles si se quiere. Más se ha perdido en los campos agrícolas por ineficiencia e ineptitud gubernamental. Foto: DIS

La prensa cubana es “ávida” en devorar cualquier suceso sobre “multas y decomisos”, que les permita echarle la culpa de los males sociales a un grupo reducido de personas.

Más se ha perdido en los campos agrícolas por ineficiencia e ineptitud gubernamental.

Hasta el propio diario oficialista Vanguardia reconoce que los decomisos de las mercancías a particulares no son la solución a un problema mucho más serio.

Tampoco son las multas o las detenciones, pero acostumbrados en el país a vivir saltando de una ubre a la otra, el Estado cubano ha sido tal vez algo hábil en hacerle creer a una buena parte de la población que por culpa de esos bandidos de poca monta la isla está inmersaen una crisis.

Contra esos, y no contra otros que operan con miles de dólares, firmando cheques y manejando influencias, el gobierno enfila sus fuerzas del orden público y cada vez que logra capturar a uno fuera de base, lo exhibe en los medios sin pudor alguno.

Las fotos, donde cada uno de los rostros -o las vestimentas- de quienes están en la cola muestran desasosiego y desesperanza, pudiera importar más que hablar de los propios decomisos. O de las multas. O de las detenciones.

El caso que nos ocupa ocurrió en Villa Clara el pasado 1ro de febrero. El Vanguardia dice que el chofer del auto particular al cual le practicaron el decomiso es una de esas personas que “pretenden vivir a costa del pueblo”, aunque como es natural en la prensa oficialista, no lo entrevistaron.

Es probable que con el dinero de la venta de apenas 220 ristras de cebolla -sí, ¡220! – el individuo aspirase a comprarle una silla de ruedas a su abuela, o a su madre, que no las hay, el gobierno no las vende y cuando aparecen su precio supera los 500 USDS; pero las motivaciones del “detenido” nunca las sabremos.

La lógica indica que con 220 ristras de ajo nadie se hace rico, sino más bien soluciona un problema. Tal vez el “maleante” tiene una situación grave con el techo de su vivienda; cuando llega un huracán tiene que evacuarse, y la ganancia de 220 ristras de ajo, iba a resolver ese problema que el estado, si resuelve, lo hace a medias, o demora años, como sucedió hace dos semanas con varias familias que vivieron albergadas durante más de 20 años porque el gobierno, que no duda en darle casa y buena a cualquier dirigentucho, los tenía albergados desde las calendas griegas.

De eso nada refiere el periodista Narciso Fernández Ramírez, que no obstante reconoce que no será con decomisos “ni será mediante multas y otras acciones que se encuentre la definitiva solución”, que le permita resolver al gobierno la situación de los precios especulativos y abusivos.

decomisos cebolla

En Villa Clara decomisan 220 ristras de cebolla. Foto: DIS

Fernández Ramírez afirma que esta -la solución- “solo llegará con el incremento de la productividad y el equilibrio adecuado entre la oferta y la demanda”, para lo cual propone que nadie se quede de brazos cruzados.

Él, para aportar su granito de arena en el proceso, divulga la noticia de este “robo del siglo” y por si fuera poco, hasta publica fotos del “criminal” y divulga el número de chapa -foto incluida- de su vehículo.

Ariel P.

tal vez quieras leer: Decomisan en Villa Clara un camión de cebollas

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Recarga con MÁS DATOS! Bono extra de 1.5 GB + 800 CUPRECARGA AQUÍ
+