Connect with us

Internacionales

Los cinco pueblos más bonitos de España, según los lectores de El País

Published

on

Albarrancín, en Teruel

De que España es un país hermoso no hay dudas. Es un país con un cultura milenaria, rico en tradiciones, con un arte que abarca no solo a la pintura y grandes maestros como Picasso, Goya, Velázquez, Dalí… o la música (Plácido Domingo, José Carreras, Luis Eduardo Aute, Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina) y que incluye por supuesto su arquitectura y esos grandes monumentos como el Escorial, El Acudecuto de Sevilla; ciudades como Toledo, Madrid, y las construcciones hechas por Gaudí, en Barcelona.

Por si fuera poco, su arte culinario es de los mejores del mundo. Su cocina es de las más ricas y aclamadas en el mundo entero. Una mezcla de cocina mediterránea con cantábrica, donde los platos pueden ser hechos con alimentos de tierra como de mar. En fin, España es magia.

A la hora de vivir… ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Santander, Gijón, Cádiz, Alicante, (por solo mencionar algunas) vienen a la mente de muchos pero, ¿son estas las ciudades más bonitas de España? No, al menos no esas que hemos mencionado, que como dijimos, fueron nombres escogidos al azar.

Para saber cuáles son las ciudades más bonitas dentro del país ibérico, el diario español El País efectuó una encuesta entre sus lectores y los resultados arrojados fueron los siguientes.

En primer lugar está la ciudad de Albarracín, en Teruel. Le siguen Cudillero (Asturias) y Santillana del Mar (Cantabria).

La lista sugerida por El País, incluía unos 250 pueblos con menos de 10.000 habitantes cada uno repartidos por toda la geografía española. Durante cinco días los lectores fueron votando, y aparte de los tres ya mencionados, los otros dos escogidos fueron: Aínsa, capital del municipio Aínsa-Sobrarbe, en el alto Pirineo de Huesca, en el cuarto puesto y La Alberca, en el parque natural de Las Batuecas-Sierra de Francia, cerrando la lista.

Sobre ellos dice El País:

 Albarracín, en Teruel. La catedral del Salvador, las altas murallas, la Torre del Andador, las ruinas del alcázar o un casco antiguo de impresionante belleza han hecho a este pueblo situado sobre una curva del río Guadalaviar ganador de la votación que lanzó El Viajero con motivo del 20º aniversario del suplemento de viajes de EL PAÍS.

La villa marinera de Cudillero, en Asturias. Una localidad de calles empinadas y coloridas casas escondida entre el mar y las montañas y de fuerte tradición marinera. Conocida también como Villa Pixueta, en alusión a un dialecto del bable, sus casas de indianos, el palacio la Quinta de Selgas y el anfiteatro bien merecen una visita.

El pueblo de Santillana del Mar: Mucho más que el lugar donde está la Cueva de Altamira, refugio de las que son probablemente las pinturas prehistóricas más famosas del mundo. Casas y palacios del siglo XVIII, la colegiata de Santa Juliana y un magnífico patrimonio destacan en esta villa que es parada imprescindible para quien viaja a Cantabria.

Aínsa, en el alto Pirineo de Huesca (Aragón). Una villa de gran encanto y entre cuyos atractivos destaca el casco antiguo de distribución medieval, declarado conjunto histórico artístico desde 1965.

La Alberca, en el parque natural de Las Batuecas-Sierra de Francia. Ubicada a 1.048 metros de altitud. El entramado urbano con casas de singular belleza y fachadas casi equilibristas de este pueblo salmantino, declarado conjunto histórico artístico en 1940, conserva la arquitectura típica de la sierra de Francia.

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO