Connect with us

Cocina

Los inconvenientes de una carne de puerco a 40

Published

on

Carne de cerdo puerco Bayamo

Ahora mismo, en La Habana, hay numerosas colas para poder adquirir la carne de puerco a 40 pesos cubanos la libra. Más adelante, escaseará.

Que el estado cubano venda en numerosos establecimientos comerciales la carne de puerco -cerdo- a 40 pesos para garantizarle a sus ciudadanos la cena tradicional por fin de año, era una buena idea.

El “era” o “es” está en relación con el “numerosos”. Y es que ni siquiera son tantos.

Más bien parecen pocos, a juzgar por las fotos que circulan en la red social de Facebook, donde se aprecian cientos de cubanos, sin distanciamiento social, encimados uno sobre el otro, como si la separación implicase que alguien se les metiese delante.

“En teoría eso puede suceder,” dice Jesús desde La Habana. “Yo he visto llegar a individuos de muy mala calaña a una cola y meterse sin pena o vergüenza alguna en el primer hueco que encuentran”, añade. Su novia, Sonia, lo confirma.



Dice Talía González, en su perfil de Facebook, que haría un próximo reportaje en el que abordaría aspectos como la poca cantidad de puntos destinados para la venta, en los cuales se concentran cientos de núcleos familiares.

Según se ha dicho, son unos 30 los establecimientos donde se vende de forma liberada, pero controlada, mediante la anotación en la libreta de abastecimiento y la presentación del carnet de identidad, la carne de cerdo.

La vocera gubernamental publicó varias fotos en su biografía, donde muestra imágenes de las concentraciones en dos mercados situados en los repartos de El Mónaco (Diez de Octubre) y Santiago de las Vegas (Boyeros).

Jesús cree con certeza que, ahora mismo, hay personas que de no ser por el hecho de que han puesto la entrega por la libreta, pudieran estar comprando carne de puerco a 40 pesos para guardarla y revenderla el 31 a 80 pesos y hasta a 100.

Con igual certeza cree que los particulares matarán y venderán su carne, después del 28 para garantizar más dinero.

Por ahora, a juzgar por las fotos, lo que está más garantizado es la aglomeración de personas y la posible pesca de covid-19.

“Así celebran la mayoría de los cubanos la Navidad, marcando en listas y durmiendo en colas por días, con la esperanza de comprar un pedazo de carne de cerdo normada que después de tanto esfuerzo puede que no alcance, o disfrute y con la incertidumbre de un año que se avecina como espada de Damocles sobre nuestras cabezas”, expresó en su muro de Facebook la usuaria Marina Álvarez, del Vedado, mientras que Jorge Gómez Mello, documentaba nuevamente, como ha venido haciendo estos días, la cola que, para la carne de puerco a $40 se formó en el supermercado que se encuentra cerca de su casa.

Por muy poco, la foto no le provocó un problema a Jorge. Un “vecino” que al parecer ha sido testigo de cómo Jorge, cada mañana, durante los últimos días, ha fotografiado la cola de marras le espetó en su cara su afán reporteril, y le dijo que debería sentir vergüenza por las fotos que estaba tirando.

Vergüenza me da a mí tener que marcar desde el día antes y rotar con mi novia, luego, para garantizar el pedazo que me garantice la soberanía alimentaria“, dijo medio en broma Jesús.

Luego en broma total afirma:

“O hago eso, o le robo el curiel a mi vecina y me lo como”.

Roberto A.

tal vez quieras leer: En busca de la carne de cerdo para fin de año

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO