Connect with us

Published

on

Un hombre cuyos hijos habían autorizado a extraerle los tubos respiratorios que lo mantenían con vida, se recuperó milagrosamente y abandonó el hospital semanas después caminando con sus propios pies, en un hecho que ha dejado consternado no solo a la familia del “futuro difunto”, sino también a los médicos que lo atendían.

A T. Scott Marr le habían sacado un boleto de solo ida al más allá, pero al parecer el hombre, residente en el estado de Omaha tenía otros planes con su vida. Ahora lo llaman “El Hombre Milagro”, y su historia es viral en Internet.

Marr sufrió un derrame cerebral el pasado 12 de diciembre y luego de ser trasladado al hospital no mostró mejoría neurológica alguna durante los días siguientes, lo cual unido a la inflamación de su cerebro en la parte posterior le hizo creer a los médicos que su tiempo en la tierra ya iba en conteo regresivo.

Al menos así pensó la Dra. Rebecca Runge, quien no creyó que el daño fuera reversible y que de un momento a otro Scott pasaría a tener una muerte cerebral.

Fue así, y luego de consultar el diagnóstico con otros especialistas que los médicos reunieron a la familia y les dieron la peor de las noticias: Marr no iba a recuperarse jamás.

“Nos dijeron que se dirigía a la muerte cerebral, así que nos despedimos antes de extubarlo, todos los monitores estaban apagados y esperamos a su lado”, dijo uno de sus hijos.

Sin embargo, el hombre siguió respirando por su propia cuenta sin los aparatos. Y a la mañana siguiente cuando supuestamente ya debería estar de camino a una funeraria, Marr siguió respirando. Luego comenzó a mover los dedos de la mano, más tarde de los pies.

Los médicos le hicieron otras pruebas y determinaron entonces que Marr sufría una enfermedad rara llamada síndrome de encefalopatía reversible posterior.

“Es comúnmente causado por la presión arterial alta, pero hay muchas cosas que pueden causarla”, dijo la Dra. Runge mientras admitía para sus adentros que se había equivocado. Y afortunadamente.

“La hinchazón severa que experimentó Marr no es típica del síndrome, por lo que el diagnóstico inicial fue un ataque cerebral devastador,” explicó la galena.

El hombre, poco a poco fue recuperándose y apenas duró un mes en el Hospital.

Ahora dice que no quiere pensar que es algo “religioso” lo que le sucedió, sin embargo admite que fue “un milagro”.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO