Connect with us

Animales

Hombre que perdió extremidades por saliva de su perro ha sido dado de alta en el hospital

Published

on

greg manteufel

Greg Manteufel, el hombre de Wisconsin a quien en el pasado mes de agosto le amputaron las cuatro extremidades debido a una lamedura – o un beso – de su perro, ha sido dado de alta del hospital en el cual fue ingresado en Wisconsin, dijo esta mañana ABC13.

Manteufel estuvo ingresado durante tres meses y casi muere a causa de una infección provocada por bacterias que se encuentran en la saliva de los perros y que, habitualmente no producen ningún daño en humanos pero que, en su caso, fue extremadamente raro, y peligroso.

A pesar de no contar ya ni con brazos ni con piernas y que no podrá valerse por sí mismo, Manteufel enfrentó a los medios diciendo que agradece estar vivo y que su perspectiva de vida no ha cambiado.

Más admirable aún es decir que seguirá amando a su perro, y a todos los demás perros, como ha hecho toda su vida.

“Fue increíble cuando me contaron lo que sucedió, dijo. “No podía creerlo. He estado rodeado de perros toda mi vida y nunca pensé que algo así podría pasar”.

He estado rodeado de perros toda mi vida y nunca pensé que algo así podría pasar

De acuerdo con ABC, Manteufel deberá someterse a varias cirugias constructivas durante los próximos meses donde, además, le espera una difícil terapia, pues deberá aprender a hacer casi todo de nuevo, y esta vez sin sus extremidades.

El hombre cuenta con el apoyo de su esposa, quien fue la persona que lo llevó al hospital al descubrirle un día acostado sobre la cama lleno de moretones.

“Estaba lleno de moretones, parecía que le habían golpeado con un bate de béisbol,” dijo ella.

Manetufel fue llevado entonces al hospital donde, tras una serie de pruebas los médicos hallaron que había contraído una infección por la bacteria capnocytophaga, que se encuentra comúnmente en la saliva de perros y gatos.

Según la doctora Silvia Muñoz-Price, especialista en enfermedades infecciosas de Froedtert y el Colegio Médico de Wisconsin, “este tipo de bacteria proviene de la saliva de los perros”.

La infección causó que la presión arterial de Manteufel cayera y la circulación de sus extremidades disminuyó, a tal extremo que comenzaron a ponerse negras y los médicos tuvieron que amputar ambas piernas y ambos brazos.

 

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO