Connect with us

Cuba

Habana Light Neon Signs: un proyecto para iluminar La Habana

Published

on

Aunque muchos solo han visto en películas esa Habana iluminada para destacar cada silueta de su arquitectura, el artista Kadir López devuelve a la ciudad sus luces de neón

Durante los años republicanos en La Habana las luces de neón señalizaban los puntos de entretenimiento, comercio y espacios culturales. Bastaba que cayera la noche para que se convirtiera en una de esas ciudades coloridas e iluminadas que muchos cubanos de hoy solo han visto en películas o fotos.

Luego de 1959, estos, al igual que innumerables íconos capitalinos, fueron desapareciendo. El artista cubano Kadir López ha sido uno de los pocos que ha volcado su arte en devolverle a la urbe algo de la luz que un día perdió. Del trabajo de sus manos han nacido la mayor parte de los anuncios de neón que hoy ostentan las calles habaneras.

Es por eso que puede resultar inaudito saber que un fragmento del emblemático cartel de Fin de Siglo, una de las tiendas que representaba las bonanzas de la República, se encuentre en la galería taller de este hombre, quien obsesionado con la iluminación restauró las identificaciones del Cine Mégano, el simbólico Hotel Inglaterra, el Cabaret Tropicana y otras instalaciones cuyas letras no habían vuelto a brillar.

A este empeño se ha unido el artista cubanoamericano Alfredo Nodal, quien ya había experimentado con esta faena en Los Ángeles reparando cerca de 150 letreros. Para mayor coincidencia, Nodal es sobrino del alemán que introdujo en la mayor de Las Antillas esas luminarias en la década del treinta.

“Hace rato mi hermana y yo nos habíamos percatado del cartel del Mégano. Es evidente la diferencia porque hace cualquier cantidad de años aquí se comenzó a emplear para estas cosas un tipo de irradiación que si bien resolvía el problema no era la indicada ni la más llamativa. Ahora nos trae ciertos recuerdos de nuestra juventud”, cuenta Alcira Salgado.

Kadir López creo su galería en el espacio que antes ocupaba el conocido Cine Rex, también estampa del deterioro, ubicado en el popular Boulevard de San Rafael, próximo a la esquina Amistad. Según dijo a Cubacomenta, Lisset Alonso, asistente y curadora, la ubicación forma parte de una idea del Fondo Cubano de Bienes Culturales, la cual pretende convertir sitios abandonados en áreas donde los artistas puedan ejercer su profesión y, al mismo tiempo, llenar de vida esos rincones.

Alonso explicó además que Habana Light Neon Signs, como fue nombrado el proyecto, pretende ser más que una galería o un taller, un recinto donde se promuevan actividades con fines educativos y se muestre la obra de otros creadores.

La curadora explicó que la iniciativa no ha llegado solamente a locales estatales. “Incluso negocios privados han contratado estos servicios. Estoy casi segura que la mayoría de las letras de este tipo que hay en la ciudad, exceptuando el Bar Floridita, la Piña de Plata y el Hotel Plaza, pertenecen al proyecto”.

“Nosotros sufrimos viendo cómo se desmoronaba el antiguo Rex. Fue una alegría conocer que estos hombres hayan ingeniado la forma de salvarlo, pero, sobre todo, de poner bonita La Habana”, añadió emocionado Walter Martin, vecino de la zona.

Kadir, principal promotor de Habana Light Neon Signs, ha reiterado ante medios de prensa que a la capital de todos los cubanos la llamaban Broadway o Paris del Caribe, debido a la luz y brillantez que la distinguía, lo cual es su máximo impulso para seguir trabajando esta técnica vintage.

Texto y fotos: Lucía Jerez


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡TRIPLE RECARGA a CUBA! Por 20 CUC reciben 60 CUCRECARGA YA
+