Connect with us

EEUU

Guerra con Estados Unidos le costará a Huawei 30 mil millones de USD

Published

on

Huawei teléfono

El fundador de Huawei dijo este lunes que “la guerra” decretada en los EE.UU.  contra el gigante chino de las telecomunicaciones, le costará a la compañía $30 mil millones.

Ren Zhengfei, quien es también CEO de su propia empresa, reconoció que la magnitud de la caída en las ventas es tan alta como un 40% en Europa.

“En los próximos dos años, dijo Zhengfei, nuestros ingresos serán $ 30 mil millones menos de lo que teníamos previsto”, dijo.

El daño, a pesar de que Huawei dijo tener ya listo su propio sistema operativo, y de haber recibido el respaldo de millones de ciudadanos chinos y hasta de Rusia, es grande, “como resultado de las acciones del gobierno de los Estados Unidos“, reconoció el propio empresario.

‘Nunca pensamos que la determinación de los EE. UU. De atacar a Huawei fuera tan fuerte, tan firme’, dijo Zhengfei durante una mesa redonda en la sede de la empresa en Shenzhen. La compañía había reportado ingresos en el 2018 de alrededor de $ 105 mil millones, y esperaba llegar a los $ 125 mil millones en 2019.

Sin embargo, apenas podrá arribar a unos $ 100 mil millones anuales durante los próximos dos años.

EE. UU. ha acusado a empresas chinas como Huawei de cometer transferencias forzadas de tecnología y de robar secretos comerciales. A su lado se aliaron empresas como Apple, Google, por mencionar dos de las más grandes, en lo que a muchos les suena como una guerra comercial de marcas por el poderío mundial en las telecomunicaciones y más que nada en el llamado “mundo de los teléfonos inteligentes”.

Con el crecimiento anual del mercado chino, con cada vez más ciudadanos de ese país subiendo en la llamada “escala social”, era de preveer que Huawei, fundada hace apenas dos décadas, resultara una espina molesta en el dorsal tecnológico internacional. El mes pasado, los EE. UU. colocaron a Huawei en una “lista de entidades prohibidas”. Esto, le impide a las compañías estadounidenses vender componentes a Huawei sin la aprobación del gobierno. Intel, Qualcomm, las dos mayores vendedores de “componentes hardware” debieron acatar el dictamen.

El asunto, como se diría en buen cubano “viene de atrás”. Desde hace meses los EE.UU. acusan a Huawei, un líder en redes de teléfonos celulares 5G de próxima generación, como una amenaza para la ciberseguridad mundial, pues según Washington, el consorcio chino “obedece” a los dictámenes del Partido Comunista de China. La acusación viene fundamentada no solo por el hecho de que Huawei comparta los datos de sus usuarios con el gobierno chino si se lo ordenan, algo que en EE.UU. pudiera parecer “normal” si tenemos en cuenta que existen cientos de empresas que filtran datos similares a agencias supeditadas a Washington, sino porque según este último, los teléfonos chinos están “hackeados” de fábrica, y pasan los datos de manera “automática” incluso. Por ello prohibieron sus ventas en EE.UU., para evitar que estos datos salgan desde territorio estadounidense directamente hacia China.

El fenómeno conocido como “back door” – o puerta trasera – permitiría que desde un puesto de mando se acceda incluso por control remoto al equipo.

Zhengfei desmintió que los teléfonos Huawei tengan tal “puerta trasera”, y retó a los EE.UU. y a cualquier país del mundo a demostrar que sí, que los tiene.

Analistas consideran que el verdadero objetivo de esta guerra es sacar a Huawei de la competencia; sobre todo porque el gigante chino no solo estaba creciendo en ventas a niveles de escándalo, sino porque además ya estaría a punto de entrar – primero que nadie y por sus propios medios – al mundo del 5G.

Roberto A.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

+40 CUC BONO EXTRA - ¡Recarga TRIPLE en Cuballama!RECARGA YA
+