Connect with us

Published

on

Después de todos los tropiezos con los que se ha topado la película cubana independiente El último balsero, buenas oportunidades comienzan a salirle.

Luego de un largo recorrido para su producción y un estreno truncado por la pandemia de coronavirus, la película cubana El último balsero encuentra ya un buen acomodo en la industria del cine y el entretenimiento.

El filme independiente de ficción dirigido por los realizadores cubanos Carlos Rafael Betancourt y Oscar Ernesto Ortega, ha conseguido un contrato de 2 años para su exhibición nada más y nada menos que en HBO.

La cinta comenzó a filmarse en 2018, entre Miami y New York. Su estreno estaba previsto para el año pasado, pero con la propagación de la Covid-19 todos los planes para su distribución en cines se vieron obstaculizados.

Ahora que la importante plataforma ha fichado a El último balsero, sus creadores explican cómo el largometraje ha podido dar este paso.

Según comentaron Betancourt y Ortega en entrevista a la agencia EFE, este logro ha sido posible gracias a “una mezcla de infortunio y un espíritu de solidaridad infrecuente en la industria cinematográfica”.

“Fuimos poco a poco logrando la atención de HBO, sin compañía de distribución. También por la coyuntura de la pandemia, porque ellos estaban mirando qué películas se habían estrenado, tenían tiempo para eso”, dijo Carlos Rafael a la citada agencia española.

La alegría de todo el elenco de actores y realizadores de la peli, llega justo 15 meses después de un frustrado estreno en el Festival de Cine de Miami. Aterrizar en HBO con un contrato por dos años en HBO Latino y HBO Max simplemente está siendo una fiesta para todos ellos.

“Es una plataforma muy grande. Que lo que hicimos tenga un valor como película latina que habla de una experiencia de inmigración trasciende mucho más de lo pensado”, argumentó el director.

Con las actuaciones protagónicas de Héctor Medina (Ernesto), Chaz Mena (Lenin), Néstor Jiménez jr. (Ale) y Cristina García (Lucy), la historia comienza en 2017 con la llegada en balsa a Miami de Ernesto, un graduado de Filosofía que pretendía encontrar a su padre, al que creía muerto en la guerra de Angola.

Ernesto se entera por la televisión de que la administración del hoy expresidente Barack Obama derogó un día antes de él llegar la política “Pies secos-Pies mojados”, que desde 1994 le brindaba protección automática a los cubanos que lograban arribar a Estados Unidos.

“La diferencia aquí es que nuestro personaje, Ernesto, no llega deslumbrado. Está lleno de contradicciones. Es un filósofo, un personaje lleno de preguntas y con muy pocas respuestas”, explicó Oscar Ernesto, quien además señaló que su trama no se centra únicamente en el fenómeno de la emigración, sino también en la homofobia y la “masculinidad tóxica”.

Dulce María López

 

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Recarga con MÁS DATOS! Bono extra de 1.5 GB + 800 CUPRECARGA AQUÍ
+