Connect with us

Cuba

Famosos defienden a Pablo Lyle, y sus abogados aluden hasta amenazas de muerte

Published

on

Pablo Lyle

Los abogados de Pablo Lyle, y la prensa mexicana se hace eco de cuánto rumor sea posible o propagable con el objetivo de minimizar la condena del actor mexicano, presuntamente el homicida del cubano de 63 años Juan Ricardo Hernández. El “escándalo” en México es tal, que hasta “los famosos” en México han salido a colgarse de la brocha y a ofrecer su apoyo. Algunos con decoro. Otros, han estado terribles como defensores.

Lo último que se ha filtrado es que Lyle sufre “ataques de ira y depresión“. Por si fuera poco, sus abogados, dicen que ha recibido hasta amenazas de muerte. ¿El objetivo de estos comentarios? Tal vez lograr otra sede, que no sea Miami para el juicio. Quién sabe si lograr que un psicólogo atestigue “algo” que le sirva para reducir su condena.

Nada pinta bien para Lyle, que el próximo 1ro de mayo tendrá que presentarse ante un juez para escuchar el testimonio de la fiscal. Esta tratará de pedir la mayor condena posible para el actor de telenovelas. Sus abogados lo saben. Él lo sabe, y su familia también. Y sus amigos.

Todavía queda pendiente saber si el golpe que propinó Lyle al cubano fue de artes marciales o no; un detalle que sin dudas pesará en su condena. El actor mintió además a la polícia. Y no solo huyó de la escena, sino que además hasta le pasó por el lado al cubano, que permanecía inmovil en el piso varios segundos después de propinarle el puñetazo. Todo esto son detalles que pesarán sobre el posible nuevo cargo que se le impute a Lyle por parte de la fiscalía.

Mientras. y como es normal en casos así, no faltan los que salen al ruedo a hacerle el trabajo sucio al mexicano. A intentar conciliar una especie de defensa, con relación a una supuesta “reacción” a la “acción” del cubano. Todos saben que Hernández jamás fue a agredir a Lyle. Ni siquiera Hernández fue a agredir al chofer del auto; pero Lyle salió, y le fue encima al cubano que ya se marchaba en retirada luego de haber dicho lo que ¿tenía? que decir. A la policía, Lyle le dijo otra cosa. Lo contrario. Todos saben que Lyle se fue de la escena. Todos vieron como el auto le pasó por el lado al cubano que permanecía inconsciente en el suelo.

Así y todo, muchos “famosos” han salido a defender a Lyle. Entre ellos, estuvo Eugenio Derbez, cuya “defensa” no pudo ser más terrible al intentar reducir a la menor expresión posible lo sucedido.

Todos tenemos un momento de coraje. Yo vi el video, y fue meramente un empujón,” expresó Derbéz sin el más mínimo pudor. Cientos de internautas le fueron encima, aunque no faltó quien opinara que “Pablo es inocente”.

También Alexis Ayala entró al debate, y defendió a Lyle de los comentarios de la cubana Niurka Marcos. La cubana había dicho que Lyle “es soberbio y prepotente”. Ayala dijo que la cubana “es escándalo”, y que Lyle no necesita que le armen otro “escándalo”, porque su situación es bastante difícil.

Los integrantes de la banda de regional mexicano Banda MS fueron más austeros, y el líder de la banda se limitó a decir un “A ver cómo sale mi compa”.

Pero el que sí “le puso la tapa al pomo” fue su colega  Alfredo Adame, quien en un intento de “solidaridad” con el actor, y para apoyarlo en su difícil situación, salió con este comentario:

Muchísimas (veces) me he bajado a golpear gente que te insulta, que de repente te ofende, que porque eres artista ya se pueden meter contigo pasaditos de listos, novios celosos, de todo me he bajado a patear”.

Su declaración fue tan fuera de lugar, que hasta un analista de noticias como el periodista mexicano Gustavo Infante, escribió en el diario Excelsior un artículo titulado “No me ayuden“, en el que entre otras cosas pide a estos “amigos de Lyle” que se callen la boca, porque lo que están haciendo es avivar el fuego y expresar ideas muy fuera de lugar. La de Adame, sin dudas, fue superior y por mucho a la de Derbéz.

Otra que puso su grano de arena en la defensa de Lyle fue la revista TV Notas, que conversó con una persona cercana al actor, y esta le dijo que Lyle se encuentra “muy triste y deprimido”, pues la gente en redes sociales lo llama asesino.

La fuente “reveló” que Lyle padece arranques de ira cada que se siente amenazado; pero que ahora se encuentra hundido en una gran depresión, y aseguró que el actor no actuó con dolo contra el anciano.

Es un actor cumplido y sociable con sus compañeros actores y con la gente con la que trabaja, sin embargo, cuando algo no le gusta, se le sale el diablo y tiene sus arranques de ira; suele ser un poco prepotente, pero cuando se da cuenta de que hizo mal, pide disculpas y trata de arreglarlo inmediatamente. Supe que una vez correteó a un paparazzi porque no le pareció que le tomara fotos en un parque, pero solo trataba de que no dañaran su integridad ni la de su familia. Pablo es muy dulce con su familia y haría cualquier cosa para defenderlos y protegerlos”, relató la fuente. Precisamente este ha sido “el punto” de Pablo al defender su posición: según él “salió a defender a su familia, porque la vio amenazada”. Pero, ¿dejó un auto en movimiento en una intersección?

Es una verdadera tragedia para toda la familia,” continuó diciendo la fuente, y aseguró que Lyle, “no es un mal tipo“.

Solo tiene el problema de no saber controlar su ira. Si hubiera tratado esto desde hace muchos años, lo que pasó en Miami se habría evitado. Ahorita se encuentran destrozados y esperando que la ola de agresiones en su contra, se detengan”, expresó la fuente “anónima”.

Pablo empezó a ser muy atacado, no dejan de escribirle que es un criminal y un asesino. Está muy mal, muy triste y deprimido; se la pasa llorando por todo lo que está pasando, sobre todo porque podría ir a la cárcel por 15 años o ser condenado a cadena perpetua. Eso no lo deja ni comer ni dormir, pero aún tiene la esperanza de que se demuestre que todo fue un accidente”, señaló el o la informante.

La gente no entiende que todo fue un accidente y que él no quería hacerle daño al señor… lo están crucificando sin saber su versión de los hechos; sus abogados le solicitaron al juez seguridad extra para Pablo y su familia, quieren evitar cualquier incidente con la comunidad cubana”, dijo para apuntalar un posible pedido de la defensa de cambio de sede para el juicio.

El caso está muy complicado por los videos que presentaron los testigos, pero ahí se ve otra cosa distinta a lo que pasó. Créeme que por su problema reaccionó así; además, como se sabe que lleva practicando artes marciales mixtas desde hace cuatro años, precisamente para sacar su enojo o estrés, podría ser considerado como un arma blanca. Los abogados lucharán para que la condena sea lo menos dura posible, pues saben que actuó irracionalmente, pero nunca con dolo. Es claro que la familia del señor ya declaró que quiere que se ejerza todo el peso de la ley en su contra”, remató “la fuente”, quien parece muy vinculada a los deseos de los abogados de Lyle, y del mismo actor.

Mientras, del otro lado, la familia de Juan Ricardo Hernández no cuenta con el apoyo de tantos millones, ni siquiera un famoso cubano ha salido a defender a Juan Ricardo, y tampoco los medios han estado tan vinculados al tema como los de México. De hecho, en Miami, son muchísimos menos los medios cubanos “vinculados” al tema.

En esta cuesta arriba, con mucha razón en su demanda, los familiares de Juan Ricardo tienen que presenciar con estupor como la mayoría de los medios le dan voz a Lyle, en lugar de a ellos, víctimas de lo sucedido.

Para colmo de males, su mujer discutió ante la prensa, que han estado divulgando y filtrando mentiras, entre ellas la relativa a que ya ellos habían interpuesto una demanda civil contra el actor.

 

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Super descuentos en ENVÍOS a CUBA! - Splits, motos y más - ¡Especiales 4 de Julio!ENVIAR YA
+