Connect with us

Cuba

La Facultad de Comunicación de la UH cambia de decano

Published

on

Por María Carla Prieto

El anuncio oficial aún no se ha hecho, pero ya todos lo saben: el actual decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana asegura un puesto en Naciones Unidas Cuba

Aunque aún no es oficial, está el run run. Eso en Cuba es suficiente. Por los pasillos de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana (UH) muchos tratan de averiguar si es verdad que Raúl Garcés, el decano, se va.

Raúl Garcés Corra se caería para arriba, era cuestión de tiempo. Muchos lo supieron la cuando lo vieron llegar a la institución educativa manejando una flamante camioneta.

Del angosto “carro de los estudiantes” como muchos lo llamaban, el doctor en Ciencias de la Comunicación pasó a tener el auto soñado por cualquier reguetonero. Una cosa me resulta curiosa: el regalito llegó sin avisar luego del estreno televisivo de “Hacemos Cuba”, programa conducido por el decano y cuya misión era convencer a los cubanos para dar el SÍ al referendo constitucional de febrero.

Nunca se ocultó para decirlo. Su actitud, en todos los sentidos, brindó el espaldarazo a la carrera política de Díaz-Canel y a cada una de las medidas discutibles de los recientes tiempos.

El decano y la censura

Sin duda, su episodio más polémico estuvo dado por ignorar los comentarios negativos. En sus clases sabía convencer a los interlocutores de la pertinencia de cada una de las acciones emprendidas por nuestra actual administración. Tal vez por miedo o respeto, nadie discrepaba.

Entonces me cuestiono si el cambio será para mejor, al menos para los alumnos. La dimisión de Garcés en favor de un puesto en Naciones Unidas Cuba puede significar el fin de una era de censuras evidentes, como las emprendidas por el directivo ante las opiniones tras una de sus publicaciones en Facebook, en la cual apoyaba la supresión arbitraria de SNET por parte del gobierno de la isla.

En este caso el decano fue tajante, eliminando las críticas a su postura y bloqueando a aquellos usuarios discrepantes, para luego modificar la visibilidad del post. Entonces, ¿cómo dirigía la escuela de comunicadores alguien incapaz de encajar un juicio discrepante? ¿Qué clase de profesionales se formarían bajo su mando?

La respuesta la tengo: jóvenes de poca guerra, quienes en su mayoría se rendían a la primera dificultad, evitando los problemas. Estudio de televisión, otro de radio y acceso a Internet. Todos elementos disuasorios.

Hilda Saladrigas, la nueva decana

En estos momentos, pocos pueden aventurar algo más. Eso sí, los estudiantes se muestran positivos ante el arribo de Hilda Saladrigas. “Esa mujer es un pie. En el fondo, las cosas no van a cambiar mucho”, señala Damián, uno de los alumnos.


La dulzura de la próxima decana, una profesional de la comunicación con muy buenos resultados a lo largo de su carrera, crea muchas expectativas, a la par que preguntas.

¿Serán los cambios muy significativos o se recrudecerá la censura? Esperamos con ansias los nuevos pasos de la dirección de la Facultad de Comunicación de la UH. A quienes pasamos por allí, nos gustaría un acercamiento de posturas, guiado por un cambio suficiente de mentalidades que se refleje en la  formación de profesionales comprometidos, creadores de un periodismo diferente, no marcado por los deseos del Estado.

 


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡ Recarga DOBLE + REGALOS ! Por 20 CUC reciben 40 CUC + 30 MIN + 30 SMSRECARGA YA
+