Connect with us

Cuba

“Existe una juventud unida, (…) que no responde a un partido o una ideología”, dice voluntario cubano

Published

on

Regla, La Habana post Tornado

Bajo el título de “HOY, NO FUE UNA VICTORIA DEL TODO”, el joven Lázaro Benítez Díaz narró de primera mano como fue la experiencia de la brigada a la cual él pertenece, durante las labores de recuperación en zonas afectadas por el tornado que arrasó parte de La Habana el pasado domingo.

Lo que más destaca del texto, y que da título al artículo es que Lázaro cuenta como un grupo de jóvenes cubanos con intereses afines, amigos entre sí, decidieron reunirse para ir a ayudar a los barrios golpeados por el evento atmósferico, y como al no estar “afiliados a ninguna organización” y guiados solos por el amor al prójimo fueron vistos con recelo y desconfianza.

“Estoy seguro que el gobierno, ni el partido imaginaron una respuesta tan contundente como la que dieron y siguen dando miles de jóvenes en la redes sociales, a través de llamadas, correos y boca a boca. Respuesta que no tuvo que esperar por una reunión extraordinaria de ningún consejo, ni esperar la aprobación desde arriba para hacer la convocatoria, que sucedió de manera espontánea como suceden las grandes cosas.”

En su texto, destaca además la desorganización existente en la zona del desastre, pues tal y como él lo dice:

“(…) buscábamos un PUESTO DE MANDO que nos diera información del estado real del lugar y cuáles eran los casos más críticos para ayudarlos. Las maestras no sabían nada y nos enviaron a otro lugar

Pero dejemos que sea el propio Lázaro quien nos lo cuente.

Con el paso de los días se va sintiendo el peso, el de una isla, el de la recuperación, el del diálogo, de la apatía y las miserias. La experiencia que nos dejó el barrio de 10 de Octubre fue estremecedora, profunda y humana, así que la convocatoria a continuar ayudando a los damnificados para el miércoles 30 de enero sería un éxito porque los que estuvieron ahí, les dirían a sus amigos y así seguiría rodándose la bola.

En efecto, multiplicados todos y todas en el patio del Pabellón Cuba fuimos a dar apoyo a los municipios de Regla y Guanabacoa. Estoy seguro que el gobierno, ni el partido imaginaron una respuesta tan contundente como la que dieron y siguen dando miles de jóvenes en la redes sociales, a través de llamadas, correos y boca a boca. Respuesta que no tuvo que esperar por una reunión extraordinaria de ningún consejo, ni esperar la aprobación desde arriba para hacer la convocatoria, que sucedió de manera espontánea como suceden las grandes cosas. Lo real es que las redes sociales están sirviendo para crear grupos de ayuda, información. Más instruidos estos improvisados grupos de ayuda, sobre el estado real de los afectados que el mismo Consejo de Defensa Municipal.

A través de todo lo que se publica en el grupo sabemos cuáles son los casos más críticos, quiénes necesitan ayuda inmediata, ropa, comida, medicamentos. El martes 29 fuimos guiados por una de las coordinadoras de la zona de Luyanó que tenía detectado sus casos críticos. Sin embargo, el miércoles fue toda una odisea.

Subí a la guagua que se dirigía a Guanabacoa, el trayecto duró aproximadamente una hora a causa del estado en que se encuentran las vías. El primer lugar que nos detuvimos fue una escuela, buscábamos un PUESTO DE MADO que nos diera información del estado real del lugar y cuáles eran los casos más críticos para ayudarlos. Las maestras no sabían nada y nos enviaron a otro lugar, en la escuela se quedó parte de la tropa recogiendo troncos y ramas de un árbol que se había derribado.

Los demás seguimos en busca del tecnológico donde se encontraban los albergados que nunca apareció. En la búsqueda apareció la presidenta de un comité, nos indicó que siguiéramos recto hasta llegar al Quintín Banderas una suerte de centro de información, puesto de mando y consultorio. Un carro blanco nos seguía, al ver nuestra indiferencia nos pita. Yosvany Montano que fungía como organizador se acercó y dialogó con los que se encontraban dentro del carro: una mujer entre los 50 años y un hombre aproximadamente la misma edad a su lado como chofer. Lo primero que la señora le explica a Yosvani es que debe esperar que ella necesita hacer una llamada, luego que debemos esperar por el vicepresidente del Poder Popular del municipio y si la dejábamos entre tantos debemos esperar, no haríamos nada. No entendiendo el porqué de la espera decidimos seguir nuestro camino, mientras ella hacía su llamada. Vuelve el carro a pitarnos, sale la señora con un par de tacones puestos, es cuando nos enteramos que es la presidenta del poder popular del municipio, por la forma en que andaba vestida parecía que se iba a hacer unas fotos o salir por las cámaras. Totalmente opuesta al clima que se estaba viviendo.

Ante la máxima de ser operativos le dijimos que mandara al vicepresidente al Quintín Bandera que mientras él llegaba nosotros estaríamos trabajando y ayudando. Ya en el lugar, nos recibe otra persona, volvimos a explicar el porqué de nuestra presencia e interés de ayudar. La compañera llamó al puesto de mando del Poder Popular y le dijeron que debíamos esperar por el vicepresidente. Le preguntamos si no había nada que hacer. Ella nos respondió que todo estaba perfecto.

Entonces, ante la desinformación y el crítico estado de espara cambiamos de rumbo, ahora con dirección a Regla. Este municipio parece un caos, todo está medio recogido, se ven muchos oficiales de la policía, mucho movimiento de personas y un estado grande de desesperación. Salimos con el mismo ímpetu de buscar dónde ayudar, encontramos a un funcionario del Partido que nos dio algunas indicaciones y en una calle se desplegaron todas las fuerzas, el trabajo consistía en limpiar las zonas para permitirle el acceso a los caminos y ayudar a sacar escombros de algunas casas.

Le comuniqué al funcionario acerca de las donaciones que traíamos y comenzó el enredo, con toda la disposición de ayudarnos pero respetando todos los escalones establecidos. Esto provocó que un grupo de 14 oficiales de la policía rodearan a los jóvenes que traían donaciones sin darles movilidad, largas conversaciones con diferentes figuras del partido hasta llegar a la Primera Secretaria del Partido en el Municipio de Regla, en nuestro mismo estado se encontraba Dayron Robles y un grupo de atletas.

Nos asignan a una funcionaria para que nos guie hasta la zona afectada y ayude a viabilizar nuestro paso entre tantos puntos de control policial. Una donación sea cual sea es muy necesaria en estos casos. Todos necesitan de todo y no siempre se lleva lo que más les hace falta, sin embargo siempre es un gesto que se agradece. Las funcionarias que nos fueron atendiendo conocían un estado parcial de las cosas y el lugar al que fuimos ya no tenía tantas dolencias como imagino otros del mismo municipio de Regla.

No faltaron las energías tensas. El reclamo de algunos vecinos, ante la necesidad en que viven, es humano y la respuesta brindada por el grupo de donantes que participe en estos actos debe ser de comprensión, no podemos olvidar que muchos de ellos perdieron sus casas y parte de sus pertenecías. Aunque se le donaron cosas a muchos damnificados, tal vez no fueron los más necesitados.

Este día demostró que no estamos preparados del todo, aún nos falta mucho por aprender. Me demostró que Gobierno y las autoridades deben saber dialogar con una realidad que los supera y es capaz de organizarse llegando a las casas si representar ninguna institución de forma voluntaria y práctica. También que el acto de donar es humano y que puede ser personalizado, por ello no se debe limitar. Demostró que existe una juventud unida, de alguna manera organizada, que no responde a un partido o una ideología, juventud que es capaz de unirse sea cual sea la procedencia para dialogar, ayudar, brindar una mano amiga. Porque la mayoría de los participantes estaban ahí por un profundo acto de humanidad y no por una convocatoria oficialista. Demostró que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas.
#tornadodesolidaridad #estamosunidos #fuerzacuba

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO