Connect with us

Cuba

Erik, un tipo natural en la cima del funk

Published

on

Por Lucía Jerez

Para muchos cubanos es un tipo “duro”, pero Cimafunk se sigue distinguiendo por su naturalidad

Desde su puesto en un aula de la Facultad de Ciencias Médicas de Pinar del Río, tal vez Erik Iglesias nunca se imaginó que la gente haría colas interminables para verlo cantar, ni que sería portada de las revistas más influyentes en el mundo de la música. Sin embargo, nada lo ha alejado de la sencillez y el desenfado del vueltabajero que llegó a La Habana. En esta ocasión, a un lado de Cimafunk, es Erik quien conversa con Cubacomenta.

Un día salió del confort de su casa, los árboles del patio, los amigos del barrio, los chistes de sus primos y los cuentos de la abuela. Dejó las libretas de medicina y se dispuso a “echar pa’ adelante”. Quería ver torres más altas que las discretas construcciones de la tierra que sabe a tabaco y huele a  mogotes.

Imagínate, ya había venido a La Habana, vi como estaba esto, las calles, los edificios. Llegué en el aire, a ver qué hacía. Me gustaba la música y trataba de andar en eso, pero es que si no eres alguien no andas en ningún lado. Tenía un amigo en Alamar, mi hermana que estaba becada en el Bahía, y una media tía también aquí. Me iba moviendo de una casa a la otra y mientras trabajaba. Pintaba, limpiaba patios y lijaba carros en un taller. Así estuve dos años y pico, hasta que un día me fundí.

Sabía que Raúl Paz era de mi zona. Indagué dónde vivía, le toqué la puerta, le interrumpí el almuerzo. Le dije: asere, soy pinareño igual que tú, tírame un cabo.

En dos semanas, casualmente, él tenía un concierto en el Carlos Marx y me invitó para hacerle coro. De ahí para allá comencé a hacer otras colaboraciones con Liuba María Hevia, y David Torrens, que fue como tal mi primer trabajo serio. Empecé a ganar un dinerito para vivir y dejé el taller.

Para ese entonces ya se comentaba que un muchacho demasiado joven y sin ningún tipo de formación artística, cantaba como los dioses. Después demostraría que no solo era su voz. El baile, los gestos y hasta el vestuario, parecen resultado de un vínculo con personajes psicodélicos.

Detrás de esas colaboraciones empezaron a llamarme una pila de gente para hacer coro. Ya había comenzado en el piquete Los Boys, pero en eso llegó una oportunidad, un crucero para Grecia y Turquía. Resulta que el proceso del papeleo duró como un año y en ese intervalo reventamos los lugares pequeñitos de La Habana. Se llenaban el Corner, el Café de Miramar y otros tantos. Cuando estábamos pegados llegó el crucero. Nos decían, no se vayan, asere. Pero nos fuimos ocho meses.

En el 2019 la revista Billboard lo nombró entre los diez artistas latinos más prestigiosos del año. Para los cubanos es el tipo “duro”, el Bruno Mars de la isla, quien rompió la redundancia de los ritmos y las letras que convergían en el repertorio de los últimos tiempos, el que convirtió sus conciertos en verdaderas terapias.

En cuanto llegué del crucero decidí armar una banda propia y seguir con mi música. Me encerré en la casa y ahí nació el disco Terapia, que es el relato de lo que he vivido. Yo compongo pensando en todo el mundo, principalmente en el cubano. Lo que dicen mis textos es lo que se habla en la calle. No escribo desde una utopía. No quiero hacer una poesía a la que haya que prestar demasiada atención para entenderla. Eso sale tal y como yo lo experimento. Me cuadra porque es sincero, nada de cuentos.

No han sido pocos quienes intentan encasillar su música en determinados géneros. Son con timba, apuntan unos; por funk estadounidense se decantan otros; mientras, a veces, es considerado, una alternativa distinta.

Le puse funk cimarrón. Hay quienes se refieren a una música alternativa. Pero no quiero ser eso. Quiero ser yo y punto. La definiría como una música para gozar. Llámala como tú desees. El otro día una mujer me dijo, “Ay, no pensé que me fuera a gustar tanto el reggaetón” y yo dije, bueno, es eso para ella.

cartas desparramadas por accidente

Cimafunk, además de una revelación en Cuba lo ha sido en el panorama internacional. Se escucha en ciudades estadounidenses y europeas. De Washington D.C y New York, el también comparado con James Brown, se sube a escenarios en París y hace giras por el Viejo Continente. Aun así, necesita siempre regresar a casa.

Si salgo a escenarios internacionales al principio es un poquito tenso porque no conozco el público. Pero pasada la primera canción ya todo es relajado. Lo que pasa es que aquí es relajado desde el momento cero. Casi el 80 por ciento de quienes van a mis conciertos yo los identifico y hemos compartido, o son amigos, o del barrio. Entonces estamos en zona, en familia y todo se vuelve una descarga, donde no hay protocolo.

Realmente he vivido fuera y no puedo. Me voy de gira, paso dos meses, y ya estoy fundido. Dondequiera que esté y con quien sea. Salgo con toda mi banda, pero necesito estar en mi casa. Levantarme por la mañana, con mis plantas, mi café, mis cosas, y salir a coger sol para la calle. Soy adicto a la comunicación y al contacto con la gente. Eso no lo tengo en ningún lugar como aquí.

El próximo noviembre en las listas de reproducción sonará El Potaje, un tema en el que el artista ideó incluir a otros como Pancho Amat, Chucho Valdés, la Orquesta Aragón y, de manera especial, a la diva del Buena Vista Social Club, Omara Portuondo.

Omara llegó a grabar y yo nervioso porque no es cualquiera, se trata de ella. Hizo su primera toma, quedó espectacular. Luego rectificó y resultó más genial todavía. Pero fue súper chévere y al final terminamos gozando.

Yo hice esa canción, que igual no tuve chance de producirla como va, porque siento que estoy aprendiendo todavía. Diseñé toda la maqueta del tema primero. No estaba en Cuba y fui mandando las cosas para acá. Los músicos se la fueron aprendiendo y grabamos todo, percusión, mambos con metales. Pero cuando me puse a escucharlo en conjunto no me gustaba. Quedaban cuatro días para lanzarla junto con el video. Me fui para la casa, empecé a quitar instrumentos y cosas que ya se habían grabado. Y dejé lo básico, lo inicial.

A Erik la vida le ha cambiado mucho desde el día que llegó a la capital con una mochila. Ahora sube aviones, visita urbes ajetreadas, y conoce personalidades que hace unos años solo veía en televisión. Pese a eso, sin otros talismanes, aparte de la psicología de su mamá y los consejos de su abuela, dice ser el mismo de siempre.

Creo que no he cambiado en nada, solo he ganado responsabilidad. ¡Ah, y más nivel de locura! Soy fanático a Pinar. Estoy allá y descanso de verdad, como me gusta. Me pongo debajo de los árboles del patio y siento ese mismo olor que cuando era un chama.

La gente piensa que tengo mucho dinero y me preguntan, ¿asere, cómo tú no andas en carro con la pila de balas que tú tienes? Y yo les digo, déjense de locura ya. No se crean ese cuento. Todo eso es una película. Lo importante es vivir feliz como es uno de verdad.

Para quien ha escalado tanto, se supone que su próxima aspiración sea tan ambiciosa como los pasos que ha dado hasta ahora. No obstante, el autor de “Me voy” sigue siendo tan impredecible como lo fue su irrupción.

Lo próximo que quisiera es cantar o inventar algo con Platanito y su combo Los Brutos. Sí, chica, ¿no sabes de ellos? Ah, son de allá de Pinar y cantan súper bien. Imagínate que el director, el Plátano, tiene más de ochenta años y todavía se deja una moña que llama la atención de todos. De verdad, es algo que me encantaría.

 


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios
2 Comments

2 Comments

  1. guille

    February 11, 2020 at 3:29 pm

    Espectacular la música ,los vídeos excelentes también ,demuestra esa Mezcla racial de cubanos solo Made in Cuba ,porq también es una mezcla de conciencia por lo q dejo de ser mezcla hace mucho por suerte y envidia del mundo

    • Redacción Cuballama

      February 11, 2020 at 8:12 pm

      gracias, guille, por leer la entrevista a cimafunk y comentarla con nosotros. saludos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Super descuentos en ENVÍOS a CUBA! - Splits, motos y más - ¡Especiales 4 de Julio!ENVIAR YA
+