Connect with us

EEUU

En tiroteo de Colorado, este joven latino le fue encima al disparador

Published

on

Kendrick Castillo (Photo courtesy of Maria Castillo via Instagram)

Kendrick Castillo, una de las víctimas en el tiroteo ocurrido ayer en la escuela STEM Highlands Ranch en los suburbios de Denver, Colorado, es todo un héroe.

En las últimas horas se supo que el joven de 18 años, fallecido como consecuencia de unos disparos recibidos en el pecho, lejos de esconderse o salir corriendo cuando vio que el disparador sacó su arma de una funda de guitarra, le fue para encima, y con su gesto salvó la vida de otros compañeros a los que les dio tiempo a esconderse.

Nui Giasoli fue testigo del gran acto de heroísmo protagonizado por este chico.

Vi cuando el tirador sacó el arma y gritó que no nos moviéramos. Tan pronto como Kendrick lo vio le fue encima. Él le gritó: “No te muevas”, pero eso no detuvo a Kendrick, quien se le abalanzó y recibió el disparo. Eso nos dio el tiempo suficiente para que nos escondiéramos debajo de nuestros escritorios,” explicó la joven.

El gesto de Kendrick inspiró a otros tres estudiantes que también corriendo y le fueron encima al tirador.

“Pudieron someterlo mientras que el resto de nosotros salimos corriendo”, señaló.

“Son muy valientes”, dijo Nui a CNN. “Todos arriesgaron sus vidas para asegurarse de que 10, 15 de nosotros saliéramos de ese salón de clase a salvo y que pudiéramos regresar a casa con nuestras familias. … No hay nada mejor en este mundo que estos niños dispuestos a hacer eso”. Luego, entre lágrimas expresó:

“Nunca podré agradecer (a Kendrick). No tengo más palabras que estas: ¡qué héroe! … Todos estos niños están vivos por su sacrificio y por los sacrificios y la valentía de todos los niños que neutralizaron a este estudiante”.

CNN señala que igual que Kendrick, otro estudiante dio su vida la semana pasada bajo similares circunstancias.

Riley Howell, de 21 años, un estudiante de la Universidad de Carolina del Norte en Charlotte, derribó a un pistolero que entró en una sala de conferencias y comenzó a abrir fuego. Su gesto, le permitió a que un oficial de policía se apresurara, desarmara al sospechoso y lo pusiera bajo custodia.

Al igual que Kendrick Castillo en Highlands Ranch, el heroísmo de Howell le permitió neutralizar al asaltante, pero desgraciadamente lo pagó con su vida. La otra opción que tenía era esconderse. Pero no se escondió. Luchó.

“Desafortunadamente, tuvo que dar su vida, pero salvó vidas al hacerlo”, dijo el jefe de policía de Charlotte-Mecklenburg, Kerr Putney.

Sus palabras sirven también para este jovencito de origen latino, quien demostró el valor que pocos adultos tienen en este tipo de situaciones.

Ambos serán recordados siempre como héroes.

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO