Connect with us

Cocina

Empresa Cárnica promociona tripas, pero rellenas y sabrosas

Published

on

embutidos tripas alimentos
Perfil de FB Tradisa Empresa Cárnica de Holguín

Estas tripas, así de sabrosas, no son las que comercializará por las bodegas nacionales el Ministerio de la Industria Alimenticia. Estas son tripas en divisa.

La empresa cárnica de Holguín, Tradisa, divulgó hace 22 horas un post donde muestra unas tripas rellenas, aunque al parecer olvidaron que el pueblo cubano conoce que esas tripas tienen un destino muy diferente al que seguramente tendrán las tripas que promocionó la semana pasada el ministro cubano de la Industria Alimentaria, Manuel Santiago Sobrino Martínez.

De hecho, “las tripas de Sobrino” son tripas vacías, bien de gallinas decrépitas, cerdos y vacas, pero sin elaborar; mientras que las tripas de Tradisa son tripas ya convertidas en chorizos, morcilla, embutidos y salami, que comercializa en divisa fuerte y por los distintos hoteles de la isla la empresa Oro Rojo.

O sea, que la diferencia es abismal.

Sin embargo, tal y como señala el portal Cibercuba la aparición de este post en Facebook forma parte de eso que algunos llaman “la maquinaria de control de daños”. Con el post buscan limpiar un tanto la imagen de un ministro que ha salido muy mal parado después de confundir cifras y cifrar esperanzas en un alimento que no forma parte del arte culinario cubano, por más que el Ministro de la Tripa y el Mondongo, como algunos han comenzado a llamar a este horrendo Ministro, intente hacernos creer que sí, que “hay cultura” de consumo de este producto.

Tradisa empresa líder en la obtención de tripa natural a nivel nacional que se utilizan como envoltura para la…

Posted by Tradisa Empresa Cárnica Holguín on Monday, September 14, 2020

En todo este enfrentamiento potenciado, de un lado, por quienes se niegan a comer tripas y mondongos; del otro, por los que no tendrán más remedio que comérsela; y del otro, los que defienden su consumo, “pinchados” por los que sin dudas comen “carne y langosta”, hay una realidad: ninguno de esos tres “grupos” puede garantizar que la tripa que se comercializará a nivel nacional en las bodegas podrá ser condimentada y sazonada como una tripa de Tradisa o una tripa española.

En buena medida, son aquellos que saben que no hay ajo ni cebolla; ni ají ni pimentón; los que a duras penas pueden hervir y echar sal, los que más molestos están con el asunto este de la tripa, aunque incluso desde el exilio hay miles de cubanos que están muy dolidos porque, el cubano de a pie tenga que comer tripa, mientras el Ministro que la promociona no la come. Y si el Ministro no la come, más arriba menos la comerán.

Tampoco serán ellos, los que harán la cola en la bodega para comprarla; ni harán cola en el agro para intentar agarrar una cabeza de ajo buena y barata con la que la tripa, deje de saber como tripa y se convierta en algo degustable y digerible.

La gente en Cuba, sin dudas, hace de tripas corazón para estirar sus salarios y que la comida les alcance hasta finales de mes, pero no será con un post en Facebook de Tradisa que el oficialismo cubano los convencerá de que Sobrino Martínez tenía razón.

por Ariel P.

tal vez quieras leer: Profesor universitario matancero defiende el consumo de tripas

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡30 CUC de BONO EXTRA! Por 20 CUC reciben 50 CUCRECARGA AQUÍ
+