Connect with us

EEUU

EEUU: 700 mil personas perderán beneficios del Food Stamp

Published

on

ebt strippers club

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos aprobó el cambio que había sido propuesto por primera vez en febrero.

Los cambios en los cupones de alimentos tienen que ver con hacer que las personas vuelvan al trabajo y no echarlos“, dijo el jefe del US Department of Agriculture (Departamento de Agricultura de los EE.UU.) Sonny Perdue, con relación al anuncio de que se tomarán medidas para eliminar este gasto público que para muchos es conocido de manera más simple como “Food Stamp”, pero que en realidad se llama SNAP (Supplemental Nutrition Assistance Program).

El funcionario precisó durante una entrevista que “la administración Trump cambió los requisitos de cupones de alimentos para “aumentar el empleo”, no simplemente para eliminar a las personas del programa“, basados en una teoría, evidentemente de fuerza.

El cambio en las reglas del Departamento de Agricultura de EE. UU. podría afectar a hasta 755,000 personas que reciben beneficios de SNAP, comúnmente conocidos como cupones de alimentos.

No está del todo claro que esta medida sea ejecutada “limpiamente”. Por más que Perdue se empeñe en demostrar que ello “busca incentivar el trabajo” en quienes reciben más de lo que aportan a la economía de los EE.UU., en la práctica se ha demostrado que estos “recortes”, en otras ocasiones en que han ocurrido, han terminado afectando de manera “colateral” a no pocas familias o personas que en verdad los necesitan.

Lo que queremos hacer es aumentar el empleo. Necesitamos a estas personas en la fuerza laboral“, dijo Perdue en su compareciencia televisiva.


El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos aprobó el cambio que había sido propuesto por primera vez en febrero. Este limita la capacidad de los estados de otorgar exenciones laborales para adultos solteros y aptos inscritos en el Programa Federal de Asistencia Nutricional Suplementaria, comúnmente conocido como cupones de alimentos.

Según la ley vigente, adultos solteros y aptos para laborar no pueden recibir beneficios de cupones de alimentos durante más de tres meses dentro de un período de tres años, “a menos que trabajen, sean voluntarios o participen en programas de capacitación laboral durante 80 horas al mes”. Sin embargo, luego de la debacle financiera del 2008 algunos estados otorgaron exenciones  a ley.

Dentro de este “limbo” no pocas personas aptas para laborar, y algunas que incluso se encontraban trabajando siguieron teniendo acceso a los beneficios de cupones de alimentos, un programa diseñado en realidad para quienes no pueden trabajar o necesitan trabajar menos, por circuntancias particulares.

Según cifras, en el 2018, 2,9 millones de adultos solteros y aptos para laborar recibieron beneficios de SNAP, según el USDA. Casi tres cuartos no estaban empleados.

https://www.cuballama.com/envios/categorias/alimentos/combos

La regla implementada el miércoles es uno de los tres cambios al SNAP propuestos por la administración Trump.

La creencia de que los beneficios de los cupones para alimentos  (Food Stamp) son un desincentivo para evitar que las personas trabajen es, a juicio de algunos, una falsedad.

Craig Gundersen, profesor de economía agrícola y del consumidor de la Universidad de Illinois, dijo a NPR en abril que no había evidencia que sugiriera esto.

Esta idea de que la gente está estafando al sistema o algo así, simplemente no es verdad“, dijo a NPR.

Lo que sí parece ser una verdad, es que si las tres medidas propuestas por la administración Trump dirigidas a “controlar” los beneficios de alimentos (Food Stamp) entraran en vigencia, 3.7 millones de personas resultarían afectadas, según un estudio publicado el mes pasado por el Urban Institute.

Según Julian Castro, quien fuera el miembro más joven del gabinete del presidente Obama, y ​​se desempeñó como el 16º Secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos de 2014 a 2017, esta ley es “cruel, estúpida y equivocada”.


La senadora Debbie Stabenow, demócrata de Michigan, miembro de alto rango dentro del Comité de Agricultura, Nutrición y Silvicultura del Senado, dijo que esta regla haría poco para ayudar a cualquiera a encontrar trabajo.

“Todo lo que hace el cambio de reglas es despojar a las personas del acceso al beneficio”, dijo.

“Esta Administración no está en contacto con las familias que están luchando para llegar a fin de mes trabajando trabajos temporales o trabajos a tiempo parcial con horas poco confiables”, dijo Stabenow.

“Los trabajadores de temporada de vacaciones, los trabajadores de la industria del turismo del norte de Michigan y los trabajadores con horarios poco confiables como los camareros y las camareras son los tipos de trabajadores afectados por esta propuesta”, precisó.

La senadora también señaló que, curiosamente, un intento de agregar requisitos de trabajo a SNAP había fallado en el Congreso cuando consideraron el Proyecto de Ley Agrícola el año pasado.

La Cámara lo rechazó en una votación bipartidista de 330-83, y el Senado rechazó una enmienda similar 68-30.

“Hay una razón por la cual los republicanos y los demócratas rechazaron abrumadoramente esta insensible propuesta en el Proyecto de Ley Agrícola y, en cambio, se centraron en las oportunidades de capacitación laboral bipartidista que realmente ayudan a las familias a encontrar trabajos bien remunerados”, dijo.

Los defensores del programa han enfatizado repetidamente que el SNAP (entiéndase Food Stamp) está destinado a enfrentar el hambre y no obligar a las personas a trabajar.

Muchos también notaron que los afectados están empobrecidos, tienden a vivir en áreas rurales, a menudo enfrentan problemas de salud mental y discapacidades. Los hogares negros e hispanos, las mujeres y las personas LGBTQ se verían desproporcionadamente afectados por el cambio.

“La política de SNAP está dirigida a personas muy pobres que luchan por trabajar, algunas de las cuales no tienen hogar o viven con problemas de salud”, dijo Stacy Dean, vicepresidenta de política de asistencia alimentaria del Centro de Presupuestos y Prioridades de Política.

“Quitarles la asistencia alimentaria básica a estas personas solo aumentará las dificultades y el hambre, sin hacer nada para ayudarlos a encontrar un trabajo estable a tiempo completo”, señaló.

Las exenciones originales tendían a ayudar a personas con desventajas económicas graves, concluyó un estudio de Mathematica Policy Research y la Fundación Robert Wood Johnson de principios de este año.

El noventa y siete por ciento de los participantes de SNAP que se verían afectados por este cambio viven en la pobreza, y el 88 por ciento tiene ingresos familiares iguales o inferiores al 50 por ciento del nivel de pobreza o menos de $ 600 al mes, una porción mucho mayor que el promedio general, reflejó el estudio.


¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡TRIPLE RECARGA a CUBA! Por 20 CUC reciben 60 CUCRECARGA YA
+