Connect with us

Internacionales

Diario español cita a la SGAE y dice que Joaquín Sabina y Alejandro Sanz supuestamente “evadieron impuestos”

Published

on

Sanz y Sabina

Joaquín Sabina y Alejandro Sanz, se sumaron a la larga lista de famosos españoles cuyos nombres se han visto involucrados en denuncias por evadir impuestos, aunque en honor a la verdad el caso de estos dos cantautores no es comparable con el de otras celebridades ibéricas como Isabel Pantoja y el futbolista Gerard Piqué; o incluso el de algunos extranjeros residentes en España como Cristiano Ronaldo, Lionel Messi o la cantante colombiana Shakira.

Según trascendió en medios como el diario El Mundo, el asunto pudiera ser bastante grave si se comprueba que ambos pertenecían a una “trama de sociedades pantalla a través de empresas cesionarias para el desvío de liquidaciones, en connivencia con las editoriales de las multinacionales discográficas”, pues la cifra – en total – supera los 70 millones de euros. De estos, según Hacienda, Sabina por ejemplo debe unos 4 millones. Tanto Sabina como Sanz, son dos de los cantautores españoles más reconocidos y de los músicos españoles que más derechos de autor ingresan históricamente en España. El diario español dijo que la denuncia ya se hizo efectiva, y bajo los cargos de “infracción fiscal”.

Sin embargo, el medio español citó a la Sociedad General de Autores Españoles (SGAE por sus siglas) como “presentadora de la denuncia”, y ello provocó algún tipo de reacción dentro de público español, o por parte de los propios involucrados, que la SGAE emitió un comunicado esta mañana de viernes aclarando que “la SGAE no ha denunciado a Alejandro Sanz, Joaquín Sabina, Pau Donés ni al resto de autores citados por el diario El Mundo.

La denuncia remitida esta semana a las autoridades se refiere a personas jurídicas socias de la entidad,” dijo la SGAE en su página de Facebook y remitió a un texto aclaratorio, que puede ser consultado aquí.

El Mundo por su parte, dijo que la denuncia se hizo el pasado miércoles ante la Fiscalía de Delitos Económicos de Madrid, y que – según la denuncia de la SGAE “Sanz y Sabina, entre otros, cobraron derechos de autor a través de sociedades”sin personalidad jurídica propia”, controladas en realidad por las multinacionales que editaban sus obras, con Warner a la cabeza“. Ello les permitió a ambos ahorrarse “los impuestos que estaban obligados a afrontar como personas físicas, y se habrían beneficiado al hacerlo como personas jurídicas“.

El caso de Sanz – según se desprende de la lectura del artículo del diario El Mundo, que tuvo acceso exclusivo a los documentos presentados ante la Fiscalía – parece ser el más grave de todos.

El autor de “Amiga mía”, “Corazón Partío”, entre otros temas que ya forman parte del legado histórico musical español, “creó dos cesionarias junto con Warner, Warner Gazul Autor y Warner Gazul Editorial, que en 2013 recibieron cantidades millonarias en derechos de autor, aunque fueron dadas de baja en abril de 2014. ” Según el documento “entre 2013 y 2015, Sanz cobró 1.183.035 euros en derechos de autor en la primera, y 775.951 en la segunda.

Siempre según El Mundo, que cita a su vez la denuncia de SGAE, Joaquín Sabina se valió de las mercantiles Warner El Pan De Mis Niñas y Warner Sabina Relatore para lograr lo mismo: pagar como entidad fiscal lo que debió pagar como persona física.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO