Connect with us

Cuba

Cubanos molestos ante constantes apagones y el silencio de las autoridades

Published

on

apagones en Cuba

Por: Flavia Viamontes

Una información en el Noticiero Estelar de la Televisión Cubana hace menos de un mes aseguraba, citando a directivos de la Unión Eléctrica, que no habría apagones planificados durante este caliente verano que vivimos en la isla.

De acuerdo con esa información de entonces, Elaine Moreno Carnet, directora general de Uso Racional de Energía de la Unión Eléctrica, aseguraba que para la etapa estival no había apagones planificados por déficit de generación. Agregaba la funcionaria que podrían “ocurrir averías como consecuencias de tormentas eléctricas o eventos climatológicos, pero no por falta de electricidad”.

Ante esas declaraciones todos los cubanos respiramos aliviados. Dentro de los tantos problemas que tenemos hoy, las escaseces y el intenso calor, al menos electricidad habría. Pero, para no variar, la realidad hoy es bien oscura… y caliente.

Los cortes eléctricos de varias horas se están multiplicando en todo el país y provocan el malestar. Desde Pinar del Río hasta Guantánamo, todas las provincias están siendo afectadas.

En la capital de todos los cubanos, los apagones ya son constantes a cualquier hora. “Los peores son en la noche, con este intenso calor no se puede dormir”.

Laura llegó a su lugar de trabajo en la mañana del lunes luciendo un aspecto deplorable. “No pudimos dormir apenas el fin de semana. La luz se fue el sábado a las nueve de la noche y regresó a las tres de la madrugada. Al amanecer del domingo se volvió a ir y no la pusieron nuevamente hasta el mediodía”, cuenta con manifiesto cansancio.

La madrugada del lunes no fue diferente. “Cuando salí de casa a las 7:30 estábamos igualmente sin luz”.

Desde Lawton,  Aurora ya no sabe qué hacer ni a quién llamar. “Todos los días nos quitan la luz durante la mañana y la tarde. Ayer comuniqué finalmente con la empresa eléctrica y quien me atendió me espetó: `Señora, usted prefiere que se la quitemos por la noche´. ¿No es una soberana falta de respeto?”, se cuestiona Aurora.

Igual situación reporta Estela desde el Cerro. Vive cerca de la Plaza de Cuatro Caminos, espacio que está en reparación capital y que, según las autoridades, albergará próximamente tiendas,  licorería, confitería, almacenes del edificio, espacios para el servicio de los trabajadores por cuenta propia y, en el piso superior, venta de artículos para el hogar, cafetería y oficinas.

Casi todos los días cuando llega del trabajo se encuentra con la “sorpresa” de que no hay luz. Indaga por el barrio y todo el mundo tiene la misma respuesta: “llamamos a la Empresa Eléctrica y siempre repiten que están haciendo pruebas de electricidad en el mercado”. Esa es la única y constante explicación.

“En Camagüey nos están dando tremenda tanda de apagones”, comenta Vivian a Cuballama. Son hasta de 12 horas, lo mismo durante el día que por la noche.

Violeta, en la misma ciudad, tiene un hostal para alquilar a extranjeros. “Me tienen loca y no sé cómo explicarles a los turistas que no hay luz cuando llegan de la calle sofocados por el intenso calor o pasan la noche sin aire acondicionado. ¿A dónde nos quejamos, con quién?”

¿Pero, qué pasa? ¿No se suponía que todo estaba garantizado? Nada, el silencio de las autoridades sigue siendo la única respuesta. Es en las redes sociales el único espacio donde hoy los cubanos colman sus quejas.

Desde su natal Pinar del Río el periodista Jesús Arencibia se quejaba en su página de Facebook sobre los constantes cortes y  emplazó al gobierno a “no esconder la bola” y dar una explicación.

Con el hashtag  #ReportoApagonCuba,  en la red social Twitter varios residentes en las zonas afectadas con los cortes eléctricos denuncian la situación como una única forma de desahogo.

Las autoridades afirman que el país destina a las centrales térmicas y a los emplazamientos de generación distribuida 400 mil toneladas de combustible para el consumo que tiende a crecer durante todo el día, a partir de la concurrencia de muchos equipos conectados a la red.

“Y para colmo nos llaman a hacer un uso racional de la energía y contribuir al ahorro. Nos están obligando a economizar mientras agonizamos del calor y vemos podrirse la poca comida que podemos tener”, refiere desde Santa Clara, Idalmis Riquenes, una ama de casa madre de dos pequeños que no paran de llorar por el calor toda la noche.

Llamó a la Empresa Eléctrica anoche y le hablaron de una emergencia en el sistema y sin horario para restablecer el servicio.  “Le pregunté si era la misma emergencia de todos los días. No tuve tampoco respuesta”.

Oscuridad y calor en cualquier ámbito

Las consecuencias se sienten  en la casa y en el centro de trabajo. En el Banco Financiero Internacional de 18 entre 1ra y 3ra en el capitalino barrio de Miramar, no hay aire acondicionado por el día. “Lo ponen al mediodía, pero la puerta de entrada está rota y así no se puede, pues se va todo el aire”, explica el custodio a la entrada.

En tanto, en el bulevar de tiendas del hotel Habana Libre las dependientas, todas abanico en mano, mal atienden a los clientes. “No es para menos. Son las 12 del día y el calor es insoportable. El aire está roto”, exclama una de las de la perfumería.

“¿Está roto o no lo ponen para ahorrar?”, le pregunto y su única reacción es una cara de incredulidad que lo dice todo. El mismo rostro que acompaña a los cubanos durante estos días estivales. ¿Habrá alguna respuesta real y creíble?

 


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡TRIPLE RECARGA a CUBA! Por 20 CUC reciben 60 CUCRECARGA YA
+