Connect with us

Published

on

La inmensa oleada de emigrantes cubanos que tanto preocupa a las autoridades mexicanas está próxima a convertirse en un verdadero problema – si es que ya no lo es – tras revelarse en las últimas horas que varios de ellos “están tirando” sus últimos ahorros en espera de la famosa cita ante las autoridades migratorias de los EE.UU. Una vez delante, cada uno de ellos presentará su caso de Asilo Político, pero mientras eso llega, se acaban los recursos monetarios. De hecho, algunos ya están sin dinero y sobreviven en albergues de migrantes que, para colmo, ya están saturados. A esos miles de cubanos hay que sumar otros cientos, quizás miles también si los sumamos, de centroaméricanos, africanos, haitianos, venezolanos y hasta rusos.

En Senda de Vida, una casa para migrantes ubicada en la ciudad de Reynosa, México, se encuentran actualmente viviendo en sus albergues unas 800 personas. Su capacidad funcional real, es para apenas 200. Así lo reflejó el diario El Bravo.

Muchos quieren irse, desplazarse a otro lugar. Me comuniqué con las autoridades de Migración, el delegado me pide esperar para saber en cuál de los puentes del país los pueden recibir y llevarlos de manera segura”, expresó Héctor Silva, director de la Casa. El funcionario se mostró empático con la situación y dijo que estarían necesitando YA, ayuda gubernamental, pues no cuentan ya con alimentos ni ropas para darle a todos.

La situación amenaza con ser insostenible; y para ser sinceros es una situación que era predecible cuando Cuba, como parte de una esperada y necesaria Reforma Migratoria, anunció la eliminación del requisito de la famosa Carta Blanca, documento que en no pocos casos frustró no pocos sueños a miles de cubanos.

Con las puertas abiertas, cientos de cubanos se lanzaron hacia el exterior, es justo decirlo así. No para México, país vecino geográficamente del gigante del Norte. Uno de los últimos reductos a vencer para lograr el American Dream. El cubano se embarcó hacia el país que fuese.

La entrada en vigor de la famosa Ley de Nietos por parte del gobierno español también abrió otras vías. Luego, la crisis española a inicios de esta década impulsó no pocos “cubanos-españoles” hacia los EE.UU.

No pocos cubanos que llegaron a Europa, lo hicieron “a pie”, desde Rusia, atravesando fronteras de países como Serbia, Montenegro. Hubo otros que incluso, quisieron llegar hasta el extremo más occidental de Rusia para cruzar el Mar de Bering, y llegar a las islas Saint Lawrence, territorio de Alaska, perteneciente a los EE.UU. y ser elegibles para los Pies Secos, Pies Mojados.

Un grupo de países flexibilizó sus requisitos de visados para los nacionales cubanos. Los más recientes de ellos Guyana, Panamá y Nicaragua. Esos parecían ser los caminos menos arriesgados para llegar a territorio norteamericano a como diese lugar. Pero ya ni eso.

Sin embargo, desde el 12 de enero de 2017, ya no hay Dry foot wet foot. Todo cubano que entre ilegal a territorio de EE.UU. es deportado a la isla, y el único camino que parecía más o menos seguro, pero no exento de riesgos era atravesar territorio mexicano.

Ahí, en el país azteca se encuentran miles. Unos atorados en Tapachulas, Chiapas, en espera de un permiso de tránsito para atravesar México. Un permiso que ya parece no van a otorgar. Todos temiendo una deportación. Y otros miles más durmiendo en Ciudad Juárez.  Todos atorados. Muchos ya sin dinero, y otros con muy poco.

 

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Comida a domicilio para CUBA! Pizzas, hamburguesas, completa cubana... ENVIAR AHORA
+