Connect with us

Cuba

Cuando cambias de bando y te llamas Mauricio Escuela

Published

on

Mauricio Escuela

Mauricio Escuela arremetió en las últimas horas contra la plataforma Yo Sí Te Creo, una plataforma creada en apoyo a las mujeres víctimas de la violencia machista.

Curiosamente, otra periodista, Tamara Rendón Portelles hizo lo mismo. El objetivo es claro: intentan desactivar y desmoralizar el activismo antirracista y feminista que se gesta en la isla por personas que no comulgan 100% con el gobierno.

Mauricio Escuela, el joven periodista cubano que fuese desenmascarado como un verdadero “doble moral” hace cuestión de un año por el influencer cubano Alexander Otaola, arremetió en las últimas horas contra la plataforma Yo Sí Te Creo, una plataforma creada en apoyo a las mujeres víctimas de la violencia machista, especialmente las cubanas,” a la que acusa de … ¡doble moral! y de estar financiada por George Soros.

Realmente es terrible lo de este muchacho, que incluso asegura que colegas suyas como Mónica Baró Sánchez y Carlos Manuel Álvarez no son mejores periodistas que él ni más talentosos, sino que han tenido “mejor suerte”.

Recapitulando en la historia reciente de este muchacho que ahora “se ha cambiado de bando”, recordemos que su nombre saltó a la palestra pública tras dedicar dos artículos al Decreto Ley 349 -por los cuales cobró 25o pesos en moneda nacional, por cada uno- arremetiendo contra los artistas “intrusos” que se oponían al Decreto. En los post dedicados a este asunto, aún disponibles en la Internet, en el portal La Jiribilla, calificaba a los críticos del 349 como gente que quería subvertir el orden e implosionar desde dentro a la Revolución.

Curiosamente, mientras Mauricio Escuela escribía esas notas en La Jiribilla, no solo le manifestaba a un amigo residente en el extranjero que estaba “loco” por irse de Cuba, pues se encontraba “asfixiado” y necesitaba “salir” pues “no podía más”, tal y como revelara Otaola en su programa, sino que escribía bajo pseudónimo para otras tres plataformas “enemigas”, entre las cinco más renombradas y para un blog abiertamente opuesto al gobierno de Cuba como lo es “Todo el Mundo Habla”, en el que también escribía bajo pseudónimo.

Una de esas plataformas, a raíz de un asunto meramente editorial, decidió cerrar su colaboración y el joven acosó repetidamente a su contacto dentro del diario, al cual le dijo “que por culpa suya él y su novia, tendrían que irse para la calle, al Malecón, a prostituirse pues no tenían dinero para comer“. La amenaza la hizo durante varios días hasta que la persona acosada, una mujer, decidió finalmente bloquearlo en Facebook.

Mauricio Escuela, eventualmente “desapareció” del mapa periodístico de la isla durante un brevísimo tiempo, hasta que “reapareció” en el diario Granma. De allí, meses después, apenas unos meses, fue expulsado por tocarle los glúteos públicamente y delante de todos a la colega Yudy Castro Morales, aunque él insiste en que fue una “encerrona” que le hicieron “sus enemigos internos, que no soportaban” que él “brillase con luz propia”.

Con posterioridad a ello, “reapareció” nuevamente como todo “un feminista”, y en encontronazo frontal con la destacada bloquera, activista fundadora en Cuba de los derechos por la mujer, antirracista y promotora LGTBIQ, Sandra “Negra Cubana” Abdalla-ah Ramírez.

De este último encontronazo, en el cual Sandra lo desenmascaró delante de todos como un machista misógino y violentador de mujeres -el acto de tocarle los glúteos a una mujer en contra de la voluntad de una mujer se considera un crimen y violencia de género- Mauricio no ha podido recuperarse.

Su “feminismo” que apenas se circunscribe a defender, ahora, por ejemplo, a Mariela Castro, cuando hace apenas un año arremetía contra ella de todas las maneras posibles -y contra su familia- a través de al menos tres plataformas digitales que el oficialismo cubano llama “enemigas” (todas bloqueadas en Cuba); y en defender también el nefasto artículo escrito en el Granma por Javier Sánchez Gómez, lo ha puesto de frente ahora contra George Soros, a quien en EE.UU. acusan de ser comunista.

Visto así, uno en verdad no sabe “de qué lado” está Mauricio Escuela, un joven cubano que por las redes parece estar muy activo enfrentándose a todo y mostrándose “socialmente”, ahora, como partidario “al proceso”, mientras busca, de manera solapada, la manera de escapar de Cuba y escribe, bajo pseudónimo en sitios, abiertamente contrarios “al proceso”. El joven, sin dudas, tiene un problema con la doble moral.

Curiosamente desde otro lado, la periodista espirituana Tamara Rendón Porteles arremetía, criticaba y cuestionaba también a Sandra por no haberle publicado unos textos en la misma plataforma.

Como se sabe que funciona la violencia, algunas personas (defensoras de la administradora violenta) han cuestionado mi…

Posted by Tamara Rendón Portelles on Wednesday, September 16, 2020

Atentos todos, porque quizás pronto, quien lo sabe, se descubra que Tamara, al igual que Mauricio Escuela, escribía con pseudónimo “para el enemigo” o aparezca de pronto, un día, en una frontera, pidiendo asilo político, como pretendía hacer Mauricio en el año 2018.

por Ariel P.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Súper Bono en Cuballama! 40 CUC + 1GB DATOSRECARGA AQUÍ
+