Connect with us

Cuba

Presentan considerables daños los teléfonos públicos en la capital cubana

Published

on

Texto y fotos: Vladia Rosa García

En la capital cubana, los teléfonos públicos exhiben daños como la pérdida de auriculares, la oxidación de los cables o el teclado y la inutilidad de las pantallas

Los teléfonos públicos en La Habana más que aparatos de comunicación, parecen objetos decorativos. Sus condiciones dejan en entredicho la gestión de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), la cual es deficiente en relación con la reparación y mantenimiento de estos artefactos.

Ante los altos precios de la telefonía móvil y el Internet, la mayoría de los cubanos continúa utilizando los teléfonos públicos para efectuar llamadas locales o interprovinciales, pero no siempre tienen experiencias positivas. “En casi todas las esquinas de mi barrio hay al menos uno, el problema es que cuando los descuelgas no sirven”, manifiesta Carmen, residente en El Vedado.

A simple vista se observan daños como la pérdida de auriculares, la oxidación de los cables o el teclado y la inutilidad de las pantallas. También existen anomalías eléctricas. “Varias veces me ha cogido la corriente mientras estoy hablando”, asegura Darío, estudiante universitario.

Aunque la mayoría de estos aparatos funcionan mediante “tarjetas propias”, muchos dependen de la inserción de monedas para saldar el costo de las llamadas. Casi siempre sucede que los teléfonos están tan llenos, que rechazan las monedas y por tanto es imposible comunicarse. Dicho servicio de recaudación también lo debe realizar ETECSA.

Otro problema es el vuelto si durante la plática no se consumió todo lo abonado. “No importa cuánto eches, nunca devuelven nada. Si estás de mala suerte pierdes todo el dinero y ni siquiera llegas a marcar porque se ponen locos. Prefiero pedirle a la vecina el favor de que me deje llamar desde su casa antes que caminar en busca de uno que sirva”, afirma Cristina, trabajadora por cuenta propia.

Según Daniel Alejandro, técnico reparador, el monopolio cubano de las telecomunicaciones no cuenta con suficientes piezas de repuesto para reponer en todos los sitios donde hacen falta. “Lo más viable es recuperar algunos fragmentos de los aparatos que ya no tienen solución y colocarlos en aquellos que aguantan un poquito más”, señala.

Las quejas de la población al respecto han llegado a las recientes reuniones de rendición de cuentas en las localidades. “Dondequiera que me paro, lo digo; no puede ser que llevemos tantos años con la misma situación. Un día los arreglan y a la semana están rotos de nuevo”, declara Mercedes, de 67 años.

En el portal oficial de ETECSA se expone que el servicio “se ubica en lugares de alta demanda e importancia social como hospitales, policlínicos, farmacias, entre otros”. Precisamente por eso, por la urgencia de la comunicación en estos tiempos, deberían priorizar la reparación de los teléfonos públicos, o buscar alternativas satisfactorias para la gente que tanto los necesita.

 


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡ Recarga MÁS que DOBLE ! Por 20 CUC reciben 50 CUCRECARGA YA
+