Connect with us

Published

on

La familia del conductor de UPS que murió a tiros durante un tiroteo -en Miramar- entre policías y los ladrones que lo secuestraron compareció ayer jueves ante medios de prensa estadounidenses para hablar sobre la demanda que ha presentado contra el Departamento de Policía de Miami-Dade y otras cinco agencias policiales, según reportó WSVN.

El Departamento de Policía de Miami-Dade y las otras cinco agencias estuvieron involucrados en el caso donde murió Frank Ordoñez, chofer del camión de UPS que fue secuestrado por los asaltantes.

Los familiares hablaron durante una conferencia de prensa celebrada en Coral Gables, en la que la madre de sus dos hijas, Jasmine Martínez, dijo que nunca pensó tener que explicarle a sus hijas de 6 y 4 años por qué su padre nunca volvería a casa. Admitió, no obstante, que esa “ha sido su realidad durante los últimos 10 meses.”

“Lo único en que puedo pensar ahora mismo para mí o para mi futuro es en mis hijas, porque ahora me necesitan más que nunca”, dijo la mujer.

Según se conoce, los dos sospechosos de haber asaltado una joyería en Coral Gables tomaron a Ordóñez como rehén.

Era el primer día de trabajo del joven como chofer de UPS y estaba muy contento por haberlo conseguido; sin embargo, su jornada laboral terminó de una manera terrible y que él jamás hubiese imaginado.

Primero, fue llevado como rehén en una persecución a alta velocidad por las autopistas de la ciudad; luego murió víctima de los disparos, al quedar atrapado en un tiroteo que se desarrolló entre sus captores y las autoridades en la intersección de Miramar Parkway y Flamingo Road. Otro espectador inocente, Rick Cutshaw, de 70 años, también murió en el tiroteo.

La imagen más triste de lo ocurrido ese 5 de diciembre de 2019 es la que recogieron las cámaras desde el aire sobre la lluvia de balas que dispararon contra el camión de UPS donde se encontraban los atracadores de la joyería, pero también Frank.

Parecía que Ordoñez iba a salir ileso del tiroteo cuando arrastrándose comenzó a salir del camión, mientras sostenía las manos en alto pero unos disparos impactaron en su cuerpo.

Tal parece que las balas que le dieron muerte al chofer de UPS fueron disparadas por armas policiales. Sin embargo, ese detalle se desconoce.

Pero en la demanda en la que se encuentran envueltas la Oficina del Sheriff de Broward y la Patrulla de Carreteras de Florida, algo está muy claro: las fuerzas del orden violaron el procedimiento que está establecido para estos casos.

La peor parte para ellos, en la demanda, es el testimonio de un testigo que afirma que fue la policía, algún agente, quien disparó primero. Por si fuera poco, la policía acordonó con posterioridad el área de manera tan chapucera y apurada, que hasta olvidó recoger algunos casquillos de bala que la esposa de Frank Ordoñez, dolida, mostró en una bolsa ayer durante la conferencia de prensa.

Michael Haggard, el abogado de la familia, cree que si la policía hubiese seguido el manual de procedimiento, Ordóñez aún podría estar vivo. Y de seguro Rick Cutshaw también.

“Sólo una madre que ha perdido a un hijo conoce ese dolor”, expresó en español la madre de Ordóñez, Luz Apolimario.

Su ex nuera dijo que espera que esta demanda evite que otra familia pase por una tragedia similar.

Al hablar de las hijas de Ordoñez señaló:

“No hay nada que pueda reemplazar a su papá, nada en absoluto. Solo lo conocieron por poco tiempo, pero lo aman con todo el corazón”.

por Ariel P

tal vez quieras leer: Saldo de balacera en Miami donde murió chofer de UPS: 195 casquillos de balas recuperados

 

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Súper Bono en Cuballama! 40 CUC + 1GB DATOSRECARGA AQUÍ
+