Connect with us

Cuba

Comparaciones beisboleras: ¿Alexander Ramos o Enrique Díaz?

Published

on

Dos defensores de la segunda almohadilla en la pelota cubana. ¿Eres más de Alexander Ramos o Enrique Díaz?

Hoy volvemos a traer a dos defensores de la segunda almohadilla a la sección comparaciones beisboleras. Ambos con una historia plagada de récords y actuaciones memorables y víctimas de grandes injusticias al ser desechados en múltiples ocasiones de los equipos nacionales durante su carrera deportiva. ¿Alexander Ramos o Enrique Díaz?

De la Isla de la Juventud y de la capital del país llegan estos dos hombres ejemplos de constancia y entrega. Poseedor uno del récord de más desafíos consecutivos jugados en Series Nacionales, y el otro con el privilegio ganado de ser el jugador de posición que más veces ha estado presente en nuestros campeonatos domésticos.

Muestra viva de pasión y profesionalidad, estos “hombres de hierro” se ganaron un puesto en el altar donde los aficionados a este deporte elevan a sus ídolos. ¿A cuál de ellos escoges para alinear en el juego de tu vida?

Alexander Ramos

El de la Isla de la Juventud pasará a la posteridad por dejar un récord nada fácil de igualar en Series Nacionales: jugar mil 112 partidos de forma ininterrumpida. Sin ser expulsado nunca durante esa seguidilla, enfrentando la enfermedad y muerte de su madre y lesionado en varias ocasiones, jamás faltó durante ese período, por lo que se ganó el respeto de todos los aficionados.

Ramos además fue un tremendo bateador que solo integró el equipo Cuba grande en una oportunidad cuando estaba en el ocaso de su carrera, al ser convocado para los Juegos Panamericanos de Santo Domingo-2003, donde el equipo se alzó con la medalla de oro.

Seleccionado novato del año en medio de la época dorada del béisbol en Cuba, estuvo presente en 18 campañas donde pegó 2 mil 30 indiscutibles, entre ellos 268 dobles, 35 triples, y 112 cuadrangulares. Dejó un excelente promedio ofensivo de 339, segundo mejor de todos los tiempos en el momento de su retiro, y sexto en la actualidad.

Medallista de bronce con sus increíbles Piratas de 1998, fue el único jugador cubano en conectar más de 100 hits en trece series consecutivas; y promedió por encima de los 400 en las temporadas de 1996 y 2001, aunque no pudo lograr el liderato de los bateadores.

En seis ocasiones estuvo en el Juego de las Estrellas y más de 20 veces fue miembro del equipo Cuba B para eventos internacionales durante su vida deportiva. Se retiró en óptima forma física; promedió para 330 y 333 en sus últimos dos campeonatos nacionales, demostrando que fue uno de los mejores bateadores que han pasado por los clásicos de casa.

Su hazaña de partidos jugados de forma consecutiva solo es superada en el mundo por los estadounidenses Carl Ripken Jr (dos mil 632), Lou Gehrig (dos mil 130), Ever Scott (mil 307), Steve Garvey (mil 207) y Ricky Williams (mil 117), además del japonés Sachio Kinwasa (dos mil 215).

Enrique Díaz

Llamado el “hombre récord de la pelota cubana”, este capitalino se mantuvo activo por 26 campañas en los clásicos nacionales, algo que ningún otro jugador de posición ha podido lograr.

Nadie en la historia de 59 series ha podido tampoco conectar más imparables que el también llamado “la bala de Centro Habana” (2 mil 378), ni tiene más anotadas (mil 638), ni ha podido conectar más triples (99), ni se ha podido robar más bases (726), como tampoco ha podido estar presente en más desafíos (2 mil 184).

Campeón nacional con los azules de Industriales, Enriquito conectó más de 100 imparables en ocho series, fue el líder en triples en tres ocasiones y se llevó once veces el premio al máximo robador de bases del campeonato. Su promedio ofensivo quedó en 299 al momento de su retiro.

Muy rápido en las bases y excelente tocador de pelotas, muchas veces aprovechó estas herramientas para ganar bases extras en los partidos, convirtiéndose en un jugador clave para sus equipos y una preocupación constante para sus adversarios.

A la defensa no fue segundo de nadie y defendió con dignidad el segundo saco apoyado en su desplazamiento y sus buenas manos, al punto de promediar para 976 (251 errores en 10 mil 367 lances) y participar en mil 550 jugadas de doble play.

Convocado en múltiples oportunidades para las preselecciones nacionales, nunca pudo integrar el equipo Cuba principal en ningún evento oficial, aunque estuvo en el conjunto que enfrentó a los Orioles de Baltimore en aquellos partidos de exhibición de finales del siglo pasado.

Roque Díaz

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Por 20 CUC reciben 40 CUC + 30 MIN + 30 SMS!RECARGA AQUÍ
+