Connect with us

Cuba

Ciudadano holandés realiza generoso donativo de insumos médicos a hospitales cubanos

Published

on

holandés amigo de Cuba

Martin Hoffman, un ciudadano holandés que se define como amigo de Cuba realizó un generoso donativo a la isla consistente en más de 100 mil espejuelos, riñones artificiales y sillas de rueda  a diversos centros hospitalitarios en Holguín, expresa el rotativo Cubadebate.

Centros como el hospital Lenin, el Pediátrico y el Banco de Sangre agradecieron el gesto de este bondadoso hombre de 80 años que visitó la isla por primera vez en el año 1998 y quedó encantado – dice – con  la “amistad y sinceridad”, y la “mucha alegría en el pueblo, a pesar de los problemas económicos de los noventa”.

Hoffman, sin embargo, asegura que no es él solo quien colabora, y menciona a todos los miembros de su familia “desde las hijas hasta los nietos”, gestores de ayudas que cada año llegan a Cuba.

“Los cubanos lo comparten todo. Es algo inherente a sus personalidades, únicas en el mundo.”

El anciano asegura que desde esa vez primera, ha visitado otras 45 o 46 veces la isla. Específicamente la ciudad de Holguín de la cual se confiesa un enamorado de sus parques y de su gente, y asegura que el sistema de salud cubano es “de los mejores del mundo” aunque reconoce la débil infraestructura y que se necesitan medicamentos.

Una de sus labores, durante este tiempo, ha sido dar apoyo a niños sin amparo filial. Para un hombre que se crió en un orfanato en los cruentos años de la Segunda Guerra Mundial, para él reviste especial importancia esta labor humanitaria.

“Los niños que viven en hogares para infantes sin amparo familiar me abren el corazón. Y me asombra el amor con que los trabajadores de esos centros los atienden, con mucha paciencia y ternura”, y asegura que durante los años que vivió en un orfanato en Holanda no vivió esa felicidad pues el trato era bien diferente.

Desde mi primer encuentro con ellos, hasta la actualidad, han pasado muchos años, y ya son hombres y mujeres en algunos casos, son personas de bien. Traje a mis tres nietos a la casa de niños sin amparo y ellos también se sensibilizaron con los muchachos, lloraron incluso. Mis nietos quieren continuar la ayuda a través de Cuba Care, se han enamorado, igualmente, de Cuba”.

Su amor por la isla lo ha llevado a considerarla como una segunda patria, y dice sentirse parte de “una gran familia.”

“Los cubanos lo comparten todo. Es algo inherente a sus personalidades, únicas en el mundo”, expresó finalmente.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Por 20 CUC reciben 40 CUC + 30 MIN + 30 SMS!RECARGA AQUÍ
+