Connect with us

Cocina

Los buñuelos de Navidad que hacía mi abuela

Published

on

Hay sabores que se quedan por siempre en la memoria, como el de los buñuelos de Navidad que hacía mi abuela

No sé si en todas las familias cubanas, los buñuelos eran el postre casi obligado de la cena de Nochebuena o del propio día de Navidad. En mi casa sí. Abuela repetía incansablemente que una Navidad no era igual, si no comíamos sus buñuelos. Y pobre del que se atreviera a contradecirla.

Por estos días, en que se vuelve siempre a la familia, el sabor de aquellos buñuelos me persigue. Y recuerdo además que nunca dio a ninguno su receta. Podrían ser manías de la edad, o que simplemente hay cocineros que jamás revelan sus trucos con los platos: ese toque que los hace únicos.

Debo admitir que por más que he probado buñuelos hechos por otros de mi familia, intentando imitar los de abuela; o en casas de amigos, qué va… ningún buñuelo sabe como los de abuela. Se llevó con ella su secreto. Aunque siempre cuando se los celebrábamos, solo decía: “no es nada, cocinar con amor para los tuyos”.

Buscando en Internet veo que para más de un cubano, el buñuelo es un referente de la mesa de Navidad. En el blog My Cuban Traumas se encuentra un post titulado “Buñuelos cubanos de Navidad“. Su autora sí que ofrece una receta que aquí te dejamos:

1 libra de yuca
1 libra de malanga
1 huevo
1 cucharadita de anís molido o machacado
1 cucharadita de sal
1/2 taza de harina
1 libra de aceite

Pele y cocine las viandas en agua hirviendo sin dejarlas ablandar demasiado. Páselas por la cuchilla mas fina de la maquina de moler y luego amáselas con el huevo batido, anís, sal y harina hasta que no se pegue a los dedos.
Deles forma de número 8 y fríalos en aceite caliente.

Para el almíbar de anís: 1 taza de agua, 1/2 taza de azúcar, anís estrellado, cáscara de limón, palito de canela. Poner a fuego lento, revolviendo constantemente agua, azúcar y demás ingredientes.



Hay otras recetas, como la que se atribuye a la santiaguera Elvira Rodríguez Martínez. Data de mayo de 1945.  Elvira utilizaba además de yuca, calabaza y boniato en la elaboración.

1/3 taza de calabaza cocida

2 ½ tazas de yuca cocida

2 tazas de boniato cocido

1 cucharada de mantequilla o aceite de cocina

1 cucharada de harina

1 cucharadita de Polvo Royal o bicarbonato

¼ cucharadita de anís o canela (según el gusto)

1 cucharada de sal

2 huevos

Póngase la calabaza, yuca y los boniatos en una cazuela. Mójense con un poco de agua caliente. Revuélvanse bien. Agréguele la mantequilla. Agréguense los huevos sin batir uno a uno. Ciérnanse juntos el Polvo Royal, la harina, sal y el anís y agréguense a la primera mezcla revolviendo bien con un tenedor. Cuando esté bien revuelto cójanse porciones pequeñas de la masa, póngase en una tabla enharinada  haciendo tiras delgadas. Se les da forma de un número ocho. Fríanse en abundante manteca hasta que queden dorados. Sírvanse calientes o fríos  con almíbar o azúcar blanca espolvoreada.

 


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

COPYRIGHT ©CUBALLAMA 2021 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS