Connect with us

Published

on

Escéptico del poder del coronavirus, finalmente la pandemia le tocó. Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, anunció esta mañana que dio positivo.

Dicen que “a la tercera va la vencida” y el refrán no se ha cumplido esta vez a la tercera, pero sí a la cuarta, y lamentablemente, en la piel del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

El hombre que había dado negativo en otras tres ocasiones, y que había desafiado el peligro constantemente apareciendo sin máscaras – nasobucos – en actos públicos, dijo hoy a los medios brasileños que el último de los PCR que se se realizó dio positivo, y ahora deberá sufrir en su propio cuerpos los embates de una pandemia que se ha cobrado cientos de miles de vidas en el mundo entero y que él, hace aproximadamente dos meses calificó como “un simple resfriado”. Queda por ver, además, cómo es que lo curan; si con el Remdesivir o con la vacuna de Oxford, porque está en duda que los médicos quieran administrarle la hidrocloroquina, tan defendida por el propio Bolsonaro, pero de tan malos resultados en la práctica.

Con todo este maremoto informativo amanecieron los brasileños esta mañana.

O Globo señala en su nota que el mandatario carioca expresó que está “perfectamente bien”.

Bolsonaro comenzó a sentir dolores en su cuerpo y fiebre de 38 grados, tras lo cual decidió someterse a las pruebas. Se hizo además una radiografía de sus pulmones y halló que estaba “limpio”.

Estoy bien, estoy normal, en comparación con ayer, estoy muy bien. Incluso estoy dispuesto a dar un paseo, pero, debido al consejo médico, no lo haré“, aclaró el presidente del gigante sudamericano.

Bolsonaro, con 65 años, entra dentro del grupo de edad considerado por los expertos como “grupo de riesgo“.

En la página del rotativo brasilero, numerosos internautas recordaron en sus comentarios como, si alguien no tomó medidas preventivas para evitar el contagio en Brasil fue él mismo: Bolsonaro.

¿Dónde lo contrajo? Nadie sabe, pero miren dónde y con quiénes estaba el pasado 4 de julio.

Jair Bolsonaro: Un eterno desafiante del coronavirus

Desde el comienzo de la pandemia en el país, a fines de febrero, Bolsonaro no cumplió con las directrices de las autoridades sanitarias sobre medidas para prevenir el contagio. Siempre se opuso al cierre del comercio y el aislamiento social, acciones tomadas por los gobiernos estatales para reducir el ritmo del contagio.

Según los expertos, el aislamiento es la forma más efectiva de prevenir la propagación del virus.

En los últimos cuatro meses, Bolsonaro participó en varias manifestaciones a favor del gobierno y en ninguna de estas ocasiones usó una máscara.

Por si fuera poco, se retrató junto a varios simpatizantes a los cuales hasta tocó, besó o abrazó.

Cuando el 24 de marzo pasado llamó al coronavirus, “gripezinha”, reiteró: “En mi caso particular, debido a mis antecedentes de atleta, no tendría por qué preocuparme de infectarme con el virus. Nada sentiría o, a lo sumo, me vería afectado por un resfriado”, manifestó en ese momento Bolsonaro, que ahora, con su pasado de atleta deberá enfrentar los síntomas de la enfermedad para luego, decir con verdadero conocimiento de causa si fue una “gripezinha” o un tremendo catarrón.

Bolsonaro se convierte así en el segundo mandatario de alto rango, después del inglés Boris Johnson, en contraer la enfermedad. También este, en sus inicios, juzgó a la covid-19 como un catarrito, para luego retractarse de lo dicho y asegurar que los médicos le salvaron la vida.

por Ariel P.

tal vez quieras leer: Jair Bolsonaro, ¿el peor presidente en la crisis contra el COVID-19?

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Por 20 CUC reciben 40 CUC + 30 MIN + 30 SMS!RECARGA AQUÍ
+