Connect with us

Cuba

Hallan a dos balseros cubanos en bote de poliestireno

Published

on

Dos balseros cubanos, un hombre y una mujer, interceptados en el mar
Foto: Aduanas y protección fronteriza de EE. UU.

Continúa el éxodo de migrantes, vía marítima, desde Cuba a EE.UU., usando las precarias embarcaciones conocidas como balsas.

Dos balseros cubanos fueron hallados en una balsa de poliestireno frente a los Cayos de Florida y detenidos por el servicio de Guardacostas de los EE.UU.

Según dio a conocer el portavoz de la Patrulla Fronteriza, Adam Hoffner, los dos migrantes, un hombre y una mujer, ambos de Cuba, presumiblemente una pareja, se encontraban a bordo de una balsa de espuma de poliestireno improvisada, cuando fueron detectados frente a la costa de Cayo Largo el martes, 5 de mayo de 2021, en horas de la tarde.

La Patrulla Fronteriza de EE. UU. no reveló las identidades de los balseros, pero destacaron la fragilidad del medio que utilizaron para llegar hasta un lugar tan cercano como ocho millas de la costa.

Los equipos de la Guardia Costera y de la Aduana que participaron en la intercepción, explicaron que ambos balseros, aunque bien aparentemente, necesitaron atención médica.

Ambos fueron llevados a un hospital del condado de Miami-Dade para recibir tratamiento antes de ser entregados definitivamente a la Patrulla Fronteriza, presumiblemente para ser deportados de vuelta a la isla.

Hablan balseros que llegaron a Miami el 16 de abril

Mientras esto sucedía, el periodista de Telemundo Yusnaby Pérez entrevistaba a los cuatro balseros que el pasado 16 de abril llegaron a las costas de Key Biscayne luego de una azarosa travesía de varios días, en la que enfrentaron olas de varios pies de altura.

Los balseros cubanos relataron en exclusiva más detalles de su travesía para llegar a Miami. Cuentan que armaron su rústica embarcación clandestina y salieron desde Santa Fe en La Habana, con más fe que otra cosa.

A la embarcación le entraba agua por todos lados y durante varios días debieron navegar a vela y a remo. Perdieron el rumbo; estuvieron dos días a la deriva pero llegaron a tierra de libertad.

“Yo me monté y yo dije: me voy y voy a llegar y es la fe”, dijo Madelin Casas, una de las que llegó a Key Biscayne el 16 de abril.

Ya llevan 20 días viviendo en Miami, “protegidos por las personas”, y sus palabras demuestran la pobreza y miseria que tenían en Cuba.

“Allí pasaba trabajo para las cosas y veo que todo se me da tan fácil que tengo todo lo que necesito, quisiera tener a mis niñas”, reconoció Casas, quien al parecer no quiso arriesgar la vida de sus pequeñas en la peligrosa travesía.

“Tengo aquí lo que nunca pensé tener, solamente una persona me regaló 7 pares de zapatos de golpe”, dijo por su parte Héctor Reinosa.

Reinosa, en su primera entrevista hizo unas declaraciones que no calaron bien en la comunidad de Miami. Dijo que su decisión de emigrar no estuvo basada en la política; pero en Cuba, todo tiene que ver con la política.

“Yo sinceramente no me fui del país por traición ni nada. En Cuba me tenían azotado y me tenían asustado todo el tiempo como tienen a una pila de personas, a la mayoría del pueblo”, fueron las palabras que pronunció ese día.

“Yo en la primera entrevista estaba medio asustado todavía”, aclaró Héctor Reinosa sobre aquellas declaraciones.

Reinosa ha tenido tiempo de ver cosas que en Cuba no veía. Ahora, al hablar de las imágenes de la represión en Cuba contra los activistas, se da cuenta de que sí, que la política del gobierno que abandonó, es la responsable directa de que él haya decidido arriesgar su vida en el mar e intentar -con éxito- llegar a los EE.UU.

“Lo que están haciendo es un abuso con el pueblo cubano, los están oprimiendo, los policías maltratando a la gente en las calles”.

Los balseros ya tuvieron una primera cita con un abogado, y aplicarán para un caso de asilo político, que es la única opción que tienen. Deberán demostrar ante un juez el llamado “miedo creíble”. Madelin ya da señales de terror, conocedora de que si no logra convencer al juez de inmigración puede ser deportada a la isla.

“No, no me parece, yo no me voy para ningún lado, aquí me quedo”, concluyó.

Roberto A.

tal vez quieras leer más sobre la odisea de estos últimos cuatro balseros: Balseros cubanos llegan a EEUU tras ver cerca a los tiburones

 

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Recarga con MÁS DATOS! Bono extra de 1.5 GB + 800 CUPRECARGA AQUÍ
+